Mitos, leyendas y sexualidad

A menudo tanto deslices cómo deseos sexuales se han mitificado. A través de los mitos y leyendas encuentran justificación por parte de la sociedad

Son fantasías que todas las personas tienen a lo largo de su vida. Estas aparecen recogidas en forma de leyendas en varios libros, entre ellos destaca el del etnógrafo Juan B. Ambrosetti, que en el libro "Supersticiones y leyendas". Narra diferentes historias relacionadas con algunos deslices sexuales de las mujeres. 

La leyenda del Yasi- Yateré y el bastón de oro

Es un personaje, representado en la figura de un enano rubio y atractivo. Lleva la cabeza cubierta por un sombrero de paja y en la mano tiene un bastón de oro. Tiene una costumbre poco habitual, la de robar niños de pecho, los lleva al monte dónde los lame y juega con ellos. Pero la leyenda, no sólo destaca este aspecto de este curioso personaje, sino que también cuenta cómo también secuestraba a chicas bonitas y mantenía relaciones con ellas, algunas de esas relaciones terminaban en embarazo. Hay quien piensa, que el fin de esta leyenda es ocultar un desliz amoroso que ha tenido un final que no se quería. 

La leyenda del Curupí y su miembro viril

La leyenda lo describe, cómo un personaje de aspecto fuerte y con cara de oveja. En la misma se cuenta, como este personaje se dedica a persiguir a las mujeres, que a la hora de la siesta van al monte a recoger leña, la presencia del personaje hace que éstas se vuelvan locas. Lo que más destaca de él es el gran tamaño que tiene su miembro viril. 

La leyenda del fantasma del agua

La leyenda, cuenta que bajo esta denominación caben todos los seres fantásticos que están relacionados con el agua. En ella se narra que una mujer que había ido a bañarse a una laguna y desapareció en ella. Al no tener noticias suyas, los padres de la joven recurrieron a un brujo que en la orilla de la laguna realizó un ritual de exorcismo y diferentes bailes. La joven apareció con el cuerpo lleno de rasguños y una vez que se repuso del susto dijo que nada más meterse en el agua, se le había aparecido el I-pora, extraño ser grande y negro, según ella este le dijo que llevaba mucho tiempo deseándola. 


 

 

Mitos, leyendas y sexualidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: