mitomania

MITOMANÍA O MENTIROSO COMPULSIVO

Mitomanía es un concepto que recibe a la vez el nombre de pseudología fantástica.

MITOMANÍA, la manía al mito, o la ADICCIÓN A LA MENTIRA, es un síndrome que crea adicción y estropea las relaciones personales de quien la padece. Un mitómano o MENTIROSO COMPULSIVO es una persona que, en sus inicios, suele ponerse nervioso ante situaciones de estrés o verse sometido al incumplimiento de alguna tarea encomendada, como, por ejemplo, la puntualidad. Incapaz de cumplir, se inventa cualquier MENTIRA a para captar la atención y la admiración de las demás personas. Una mentira piadosa al principio para salvar la situación tiene su efecto en el momento. El mitómano consigue un efecto inmediato o a corto plazo. No obstante, cuando esas mentiras se convierten en una costumbre de quien se dedica a contarlas constantemente, se convierte en un maniático de distorsionar la realidad a su antojo. La franja que limita las mentirillas piadosas y las mentiras compulsivas es una línea demasiado fina y fácil de romper.

Cuando la persona rompe esa barrera y comienza a difundir las mentiras como si de una realidad se tratara, se engaña a sí misma y a aquellas personas que le rodean. Los familiares y amigos no tardarán en darse cuenta que todo lo que cuenta es mentira y que vive en un mundo de fantasía donde nada es cierto. Su entorno deja de confiar en el mitómano, no lo tendrán más en cuenta y hasta le abandonan. Incapaz de mantener una relación estable, se convierte en un solitario. Las mentiras continuas, por la facilidad que presentan de salvar circunstancialmente una situación x, crean adicción y el mitómano no se da cuenta de que, al final, se está engañando a sí mismo.

Salir de este mundo de la PSEUDOLOGÍA FANTÁSTICA es difícil, ya que la persona precisa de unos valores éticos que no tiene. Por tanto, habrá que reeducarla para inculcarle dichos valores. Hay mentirosos compulsivos que no se dan cuenta de su situación, mientras los hay que lo son conscientemente y mienten intencionadamente con tal de no resolver aquellos problemas que se espera de ellos que los resuelvan y pronto.

El estrés, la falta de responsabilidad, la falta de valores éticos y el pasotismo voluntario son solo algunas de las características que definen al mentiroso compulsivo y que le hacen caer en la Mitomanía o Pseudología fantástica. Para salir de este mundo fantástico es necesario, primero, reconocer el diagnóstico y, segundo, someterse a un tratamiento psicológico para una reeducación de la persona maniática.

mitomania

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: