El mito de Narciso: él está vivo y vive entre nosotros

Narciso fue un joven muy atractivo y vanidoso. Siendo consciente de la gracia que poseía, Narciso disfrutaba de despreciar a cualquier mujer que se le acercaba, en algunas versiones del mito de Narciso también se menciona el efecto que producía en los hombres, aunque por supuesto la única persona que le interesaba conocer y amar era sí mismo. Como muchos deben conocer, por la crueldad con la que trataba a las personas, Narciso fue sentenciado a enamorarse de la única persona que no podía corresponder su amor: su reflejo. Es así que bajo la maldición de Némesis, la diosa de la venganza, Narciso pasó los días sin comer, dormir, contemplando su rostro hasta la muerte.

Narciso solo se amaba a sí mismo

Lo que esta diosa no pensó, es que el espíritu de Narciso nunca iba a desaparecer, quedo vagando por la tierra en busca de hombres y mujeres que se aman de una manera exagerada, casi enfermiza. Personas que no piensan en nadie más aparte de sí mismos. Personas egoístas, vanidosas, crueles, dominantes y obsesivas. Apuesto que a nuestro lado esta o a estado un Narciso o Narcisa. No es necesario ser muy atractivo para llevar a Narciso en el interior, solo es necesario sentirte superior a los demás para que el viva en ti. Estamos rodeados de ellos, los vemos en el colegio, universidad y trabajo. Lo peor es que los alimentamos con nuestros halagos, aplausos y siguiendo sus órdenes. Estas personas saben cómo hacerte sentir especial e importante, pero lo que en verdad están buscando es un títere al cual puedan manipular y ordenar a su antojo.

Marionetas humanas

Cada persona en la tierra es única y especial y cada Narciso lo sabe. Esa es la razón por la cual se encargan de despreciar a toda persona que los rodee con el fin de que no muestren todo el talento, poder y gracia que hay en ellos. En el fondo considero a los Narcisos y Narcisas como personas con una muy baja autoestima, necesitan humillar y hacer menos a los demás para sentirse no tan mal con ellos mismos. Son personas altamente inseguras disfrazadas de vanidad.

Por esta razón, nunca bajes la cabeza delante de un Narciso o Narcisa. Tú tienes un potencial único que te falta explotar. Mi único consejo por ahora es el siguiente: ten cuidado de nunca convertirte en uno de ellos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: