fotografia

La híper salinidad produce un extraño paisaje con imágenes que no parecen de nuestro planeta. Lo que más llama la atención son las torres calcáreas que salen del agua emergiendo como si de fantasmas de tratara. El Lago Mono se encuentra en el condado del mismo nombre en California y se cree que se formó hace más de 750.000 años tras la formación de la caldera de Long Valley.

fotografia

fotografia

Esta caldera es una depresión gigante en forma de cuenco que se formó tras una erupción volcánica, quemando muchas millas de territorio y lanzando las cenizas a una gran parte de lo que hoy son los Estados Unidos. Este lago de 22 kilómetros de diámetro estaba alimentado por el río Owen hasta 1941 que fue cuando se decidió desviar las aguas del río para suministrar la zona de Los Ángeles que no paraba de crecer.

fotografia

El agua del río dejó de entrar al lago pero la sal se quedó y fue aumentando y como consecuencia de ello los peces murieron así como las ranas y todo bicho viviente. Solamente permaneció una rara mosca que bucea a bordo de burbujas diminutas de agua. No obstante, el protagonista principal del lago es el Camarón de Salmuera que se alimenta de un alga microscópica y que parece un alien diminuto.

fotografia

Investigadores de la NASA se muestran muy interesados en este lago pues es muy semejante a una zona de Marte que ellos llaman "Cráter Gusev", lugar donde los robots móviles Spirit de la NASA aterrizaron en 2004. Toda la superficie del Lago Mono se asemeja a paisajes imaginarios de planetas que en un futuro el hombre pisará en su imparable conquista del espacio.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: