fotografia

Unido al continente por un puente de dos arcos, se encuentra este islote en la localidad vizcaína de Bermeo (País Vasco). El el punto más alto se encuentra la ermita dedicada a San Juan que tiene una antigüedad que data del siglo X. Este lugar encierra varias tradiciones muy curiosas como es subir a la ermita y tocar la campana tres veces para ahuyentar a los malos espíritus. Así mismo, los barcos que salen a faenar realizan varios giros a babor y estribor para que el santo les proporcione suerte y tengan una buena pesca.

fotografia

fotografia

También las mujeres con problemas de fertilidad suben a rogarle al santo para que les conceda la gracia de ser madres. Se cuenta también que San Juan Bautista llegó a estas tierras dejando su huella marcada en la roca de cuatro distintos lugares. En el Arco de San Juan en el casco urbano de Bermeo, junto al caserío Itsasalde, en el alto de Burgoa y junto al caserío Ermu. En la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe se celebran varias fiestas pero como curiosidad a cada una asisten distintos pueblos.

fotografia

fotografia

Otra fiesta muy popular es una ofrenda floral a la Nuestra Señora de Begoña que se encuentra situada en la base del islote frente a los arcos. Esta Iglesia dedicada a la Degollación de San Juan fue donada por Iñigo López, señor de Vizcaya, al monasterio de San Juan de la Peña. En la antigüedad sufrió ataque de corsarios y fue saqueada varias veces, más tarde ha sufrido varios incendios pero ha sido restaurada y vuelta a inaugurar en 1980. El mejor tiempo para visitarla es en primavera para poder disfrutar de su paz ya que en verano hay un exceso de gente.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: