fotografia

Distribuidas por toda la isla, estas estátuas de piedra han sido talladas de la toba de un volcán donde quedan algunas sin terminar como si fuesen abandonadas de forma precipitada. A comienzos del siglo XVIII, llegaron a la isla de Pascua navegantes europeos y quedaron sorprendidos al descubrir cientos de estatuas de enormes dimensiones que estaban distribuídas por toda la superficie de la isla. Los moáis, como se han llamado estas figuras, aún hoy no se sabe a ciencia cierta que utilidad tenían ni su significado pues después de muchas investigaciones y diversas suposiciones, sigue el misterio.

fotografia

Algunas hipótesis apuntan a una función astronómica pues según algunos antrópologos que han profundizado en las investigaciones, las estatuas de la isla de Pascua miran hacia una dirección, la costelación de Orión y las Pléyades pero esto puede ser una coincidencia y no una decisión estudiada. Anteriormente existía la versión de que miraban hacia la salida del sol pero esta teoría ya fue descartada a medida que las investigaciones prosperaron. No obstante, todas las nuevas investigaciones siguen sin dar demasiada luz a la comunidad científica sobre el porque de estas construcciones y sigue siendo un misterio muy difícil de aclarar.

fotografia

Los moáis han sido tallados  con la roca cercana al volcán Rano Raraku por los habitantes polinesios que durante años los pusieron de pie como esperando la llegada de alguien o algo que aún hoy no se puede saber. Sumergidas en tierra, las figuras ocultan los cuerpos completos con manos y pies y contienen también diversas inscripciones. La desaparición de los habitantes de esta isla también es un misterio ya que pese también a varias teorías no se sabe a ciencia cierta que pudo ocurrir que hizo que desaparecieran.

fotografia

Mientras algunos historiadores mantienen que la escasez de alimentos produjo guerras y exterminó la población, otros creen que las enfermedades importadas por los descubridores del nuevo mundo hizo estragos entre los nativos que acabaron exterminados por completo. Sobre como pudieron desplazar estas estatuas tan grandes y pesadas, alguno arqueólogos mantienen que los polinesios de la isla de Pascua hace más de 800 años, pudieron desplazar las enormes figuras que tallaban sobre troncos que hacían rodar pues otro tipo de transporte no se puede relacionar ni existía en la isla hace 800 años que se calcula que tienen los moái.

fotografia

Según otra teoría de las muchas que hay, los habitantes de la isla, los rapanui, estaban organizados por clanes y ocupaban diversas zonas de la isla y tenían un rey en común. Profesaban un garn amor a sus antepasados muertos por lo que las estatuas pueden ser como representación de sus familiares muertos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: