fotografia

La tailandesa ganadora del título de Miss Universo 1965, después de 50 años ha vuelto a la palestra al mostrarse unas fotografías actuales en las cuales se ve claramente que esta mujer no ha envejecido. Apasra Hongsakula  nació en Bangkok en 1947 y de pequeña la apodaron "pook" (gorda) por haber sido un bebé muy gordito que al crecer experimentó un gran cambio convirtiéndose en una joven muy bella.

fotografia

Después de ganar en el certamen de Miss Tailandia fue presentada por la Reina Sirikit para Miss Universo en representación de su país. Su piel de porcelana la hizo derrotar a mujeres bellísimas como Miss Holanda, Miss Suecia, Miss Estados Unidos, etc, y fue corona como Miss Universo 1965. De regreso a Tailandia contrajo matrimonio con un primo de la Reina Sirikit muy adinerado pero esta unión no duró demasiado y después de tener un niño se divorciaron.

fotografia

Pese ha estar divorciada se la consideró siempre como un miembro de la familia y fue nombrada embajadora cultural por el Ministerio de Turismo de Tailandia involucrándose en campañas para ayudar a las poblaciones más pobres del país realizando una labor muy celebrada por todos. También ha sido llamada para participar como jurado de Miss Universo en 1973 en la ciudad de Atenas y en 1979 en Australia. Aunque varias publicaciones apuntan a que se ha realizado varias operaciones de cirugía estética, ella lo niega rotundamente afirmando que lo único que se ha alisado ha sido el pelo.

fotografia

Lo cierto es que a sus 67 años sigue mostrando casi la misma apariencia que tenía cuando ganó el certamen de Miss Universo en 1965 y aunque la polémica sobre su aspecto se ha desatado en las redes sociales y otros medios, muchos expertos en cirugía opinan que el aspecto de la piel del rostro de esta mujer es demasiado natural para haberse retocado.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: