Es cierto que a una generación de gente joven nos han tocado vivir un momento complicado. No tener trabajo es algo demasiado habitual hoy día. También lo es el estado abatido de la juventud por ello. Queda ante nosotros un espacio de tiempo indeterminado vacio. ¿Qué hacer? Podemos agachar la cabeza y esconderla bajo el ala. Pero también tenemos la posibilidad mirar al horizonte con optimismo y optar por formarnos para preparar un mejor mañana.

Hace años, una formación básica era más que suficiente para acceder al mercado laboral. La actual crisis económica y la tremenda oferta de estudiantes por tan poca demanda de trabajo han llevado a una situación delicada. Es hora de aportarse valor a uno mismo y marcar la diferencia entre tanta saturación. Pero, es verdad que a cierta edad, seguir asistiendo a la universidad no es fácil. Bien por la situación económica de cada uno, bien porque tenemos obligaciones que nos lo impiden. Sin otras alternativas, esto significaria el final de nuestra formación y crecimiento. Pero, hoy día y por suerte, podemos contar con alternativas de calidad. Nos referimos a ciclos formativos de grado medio online. De todos los tipos, de todos los ámbitos y áreas de conocimiento. Son una opción realmente aconsejable y competente, calidad formativa mas accesible a todos los niveles.

Quedarse estancado ni nos ayudará a progresar ni nos ayudará emocionalmente. Es necesario sentirse útil, llenado por algo. Un curso online puede ser esa pieza que falta en nuestra vida para sentirnos útiles y realizados. No es momento de dormirse, como recita un últimamente muy visto spot televisivo de seguros. Si decidimos realizar un curso de formación online estaremos haciendo frente a la tormenta y cargando nuestras energías para cuando salga el sol.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: