miomas

Miomas uterinos.

En edad fértil, los miomas uterinos son el tumor más frecuente en el tracto reproductivo de la mujer. Son tumores localizados en el útero, generalmente son benignos. Afectan aproximadamente al 70% de las mujeres de un promedio de 50 años de edad.

Son masas de tejido muscular que se encuentran en el útero y las zonas próximas a este. Estos miomas se originan en las células de musculo liso que existen en la pared uterina (miometrio), en la mayoría de los casos no producen cáncer. Los miomas son el tumor más frecuente del útero, podemos referirnos a estos miomas son: leinoma, fibroide o fibroma uterino. Se desconocen las causas exactas que producen los miomas en el útero, pero el crecimiento de estos tumores puede estar asociado a las hormonas sexuales femeninas, directamente con los estrógenos. Los miomas en edad fértil crecen de forma lenta y gradual. Otra posible causa podría ser de factor hereditario. Los Miomas afectan a mujeres que superan los 30 años de edad y en mujeres de raza negra se generan miomas en mayor proporción que en mujeres de raza blanca.

Por su ubicación en el útero y demás órganos, podemos establecer cuatro tipos de miomas. Hay miomas intramurales (están en la pared muscular del útero y crecen hacia el interior), los submucosos (están bajo el revestimiento uterino, en la capa más interna), subserosos (están debajo de la cubierta externa del útero) y los pediculados (se encuentran de un pedúnculo o tallo, casi desprendidos del útero). Los tamaños pueden variar, los miomas pueden tener un diámetro menor a dos centímetros, o pueden llegar a medir más de 20 centímetros, lo que ya se considera como un mioma gigante.

Los MIOMAS no presentan síntomas por lo general, sobre todo si son de tamaño muy pequeño, estos son imperceptibles, pero cuando la paciente tiene dolor si deben ser tratados. Los principales síntomas son:

Sangrado anormal: Es uno de los síntomas más habituales y puede presentarse o no junto con el periodo menstrual, produciendo mayor pérdida de sangre o de más duración, pueden llegar a producir anemia en las pacientes por la pérdida de hierro.Dolor pélvico: Este suele acompañar al sangrado y viene con el abultamiento que producen los miomas que crecen desde el útero hacia el exterior.Pesadez pélvica: Se puede producir compresión de los órganos cercanos a la zona afectada si los miomas son grandes. Muchos de estos problemas se de manifiestan en alteraciones urinarias, gases, estreñimiento, sensación de llenura en el abdomen y estas molestias producen dolor durante las relaciones sexuales.Infertilidad: Aumenta el riesgo de aborto y reducen la probabilidad de embarazo. Ya que dificulta el paso de los espermatozoides y también impide al ovulo a adherirse en las paredes del útero.

En mujeres que no presentan síntomas, no necesitan tratamiento, pero si deben seguir un chequeo constante por si aumentan de tamaño o de cantidad. Para el tratamiento leve, se usa medicina con hormonas, como pastillas anticonceptivas, dispositivos intrauterinos o inyecciones mensuales, para reducir el sangrado. También se receta hierro en caso de anemia y para el dolor pélvico, analgésicos. La cirugía es la única solución que elimina los miomas por completo y de forma permanente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: