fotografia

Si hubiesen apagado el interructor de su conciencia y lo hubieran accionado de nuevo después de 15 años para regresarlo a la luz y la vida, es el caso de Miguel Parrondo que tras un accidente de tráfico en 1987 despertó de repente en 2012.  Su aventura increíble comenzó una madrugada de 1987 cuando Miguel regresaba de una fiesta con 32 años de edad y se estrelló con su Renault 56 T tipo contra un muro al no coger bien una curva, entonces todo se apagó entrando en un profundo coma.

fotografia

Su padre, dermatólogo del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, cuando lo vió entrar pidió al sacerdote del hospital que le diera la extremaunción al ver que ya estaba practicamente muerto. Pero no fue así y lo ingresaron en la UVI a espera de ver la evolución que tenía pero con el convencimiento de que su muerte era inevitable en cuestión de días por su grave estado, pero los días de convirtieron en 15 años.

fotografia

En varias ocasiones y pasados ya los seis meses en coma, invitaron al padre a desenchufar a Miguel con el convencimiento de que su estado era irreversible pero este se negó rotundamente, "La vida solamente la puede quitar Dios". Su madre y su hija no dejaron nunca de visitarlo aunque debían verlo tras un cristal, pero sabían que su cuerpo estaba vivo y por un extraño presentimiento nunca perdieron la fe en recuperarlo.

fotografia

Y un día de 2012, inesperadamente se hizo el milagro y Miguel abrió los ojos y preguntó a una joven que le miraba, ¿eres mi hija?, soy tu padre.... Después de conocer todo lo ocurrido y el tiempo que ha pasado ahora Miguel afronta el futuro con optimismo pese a las graves secuelas que el accidente de ha dejado pues tras varias operaciones tiene medio cuerpo paralizado pero le sonría a la vida y manifiesta: "Tuve el accidente con el mandato de Felípe González , no viví el mandato de Aznar y me desperté con Zapatero. Me dormí con las pesetillas y me desperté con euros en la cuenta. Gracias a mi padre estoy vivo". ¿Quien dijo que los milagros no existen?.

Fuente:

Efecto de las lesiones en el tálamo. 

 

 

 

 

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: