La miel de abeja es un alimento que, además de ser una fuente de energía, sirve también para solucionar una gran parte de problemas relacionados con la salud y el bienestar físico. Sus múltiples propiedades premiten, por ejemplo, si se mezcla con canela, curar la mayoría de las enfermedades corrientes. La miel de abeja se produce en casi todos los países del mundo. A pesar de ser dulce, la Ciencia ha demostrado que tomada en dosis normales como medicina, no hace daño a los diabéticos. Así, aprovechado que es un producto natural, asequible y fácil de obtener, la revista canadiense Weekly World New, en su edición del 17 de Enero de 1995, publicó una lista de las enfermedades que cura la miel mezclada con canela.

Para el corazón:

Untando miel y canela en el pan para desayunar en lugar de mermelada o mantequilla, se reduce el colesterol en las arterias y se previenen los ataques de corazón, también en personas que ya tuvieron alguno anteriormente pues fortalece el corazón. Para las personas mayores constituye uno de los mejores remedios para su bienestar físico porque la miel con canela limpia y revitaliza las arterias y venas.

Pero su uso no se limita a combatir los infartos, tomada regularmente es eficaz contra el mal aliento.

Para las picaduras de insectos:

Mezclando una cucharadita de miel, dos cucharaditas de agua tibia y una cucharadita de canela en polvo se puede formar una pasta que, frotada suavemente sobre la picadura, hace desaparecer la irritación en pocos minutos.

Para la artritis:

Mezclando agua caliente con dos cucharadas de miel y una cucharadita de canela en polvo en una taza y tomando una por la mañana y otra por la noche cada día ayuda a mejorar la artritis crónica. En un estudio hecho en la Universidad de Copenhague, los doctores dieron a sus pacientes a diario, antes del desayuno, una cucharada de miel de abeja y 1/2 de canela en polvo. En una semana, de 200 pacientes que seguían el tratamiento, 75 dejaron de tener algún tipo de dolor. Un mes más tarde, casi ningún paciente notaba dolor o molestia, incluso aquellos con problemas para caminar.

Para la pérdida del cabello:

Los que sufren de Calvicie o están perdiendo el cabello pueden aplicar una pasta de aceite de oliva bien caliente (con mucho cuidado para no quemarse), una cucharada de miel y una cucharadita de canela en polvo al cuero cabelludo, tenerlo puesto 15 minuto y retirarlo. Previene la caída del cabello de modo mucho más eficaz que cualquier tratamiento que se nos ofrece en el mercado.

Para las infecciones en los riñones:

Un vaso de agua tibia mezclada con dos cucharadas de canela en polvo y una cucharada de miel de abeja, mata a los gérmenes que producen infecciones renales. Se debe tomar una vez por la mañana y otra por la tarde hasta que la infección desaparezca.

Para el dolor de dientes:

Haciendo una pasta con 1 cucharadita de canela y cinco cucharaditas de miel y aplicándola al diente que duele hace desaparecer el dolor. Esto se debe repetir por lo menos 3 veces al día.

Para el colesterol:

Dos cucharadas de miel con tres cucharaditas de canela mezcladas con medio litro de agua y tomadas 3 veces al día reduce el colesterol un 10% en pocas horas... Si se toma diariamente elimina el colesterol por completo.

Para los resfriados:

Para curar completamente la sinusitis, tos crónica y resfriados comunes o severos se debe mezclar una cucharada de miel tibia con 1/4 cucharada de canela en polvo y tomar con frecuencia.

Para una buena digestión:

La mezcla de miel de abeja con canela también alivia los gases estomacales, fortifica el sistema inmunológico y alivia la indigestión.

Para la vejez:

También evita los estragos de la vejez cuando se toma regularmente. 4 cucharadas de miel, una cucharada de canela y tres tazas de agua mezcladas y hervidas como si fuera un té, si se bebe 1/4 de taza 3 ó 4 veces al día, mantiene la piel fresca y suave y previene las arrugas de la vejez. También beber este té mejora la salud en general y alarga la vida.

Para perder peso:

Si tiene problemas de sobrepeso o, incluso, de obesidad, cada día, media hora antes de acostarse y media hora antes de desayunar, beba miel de abeja con canela hervida en una taza de agua. Notará los resultados.

Para el dolor de garganta:

Especialmente útil en invierno, con las bajadas bruscas de temperatura, o en verano, con los continuos cambios a los que estamos sometidos por los aires acondicionados. Si tiene dolor de garganta, tome cada cuatro horas una cucharada de miel mezclada con media de Vinagre de Sidra, el dolor desaparecerá y se sentirá mejor.

Como se puede observar, la miel y la canela forman un equipo fantástico que nos ayudan a solucionar muchas enfermedades y molestias y a mantener una buena salud. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no todas las cosas funcionan igual en todas las personas y para casos concretos y enfermedades muy específicas lo mejor sigue siendo acudir a un buen médico, aunque este producto es bastante fiable y si se hace la prueba se verá cómo es cierto que funciona. Sin embargo, es importante asegurarse de que lo que consumimos es miel de abeja pura y no productos comerciales basados en sirope de maíz y otras porquerías. Por ejemplo, la miel pura no produce ardores, si los produce no es miel de verdad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: