fotografia

Varios tipos de fobias aparecen a la hora de coger un avión, los que sufren claustrofobia, los que creen que el avión se va a caer, los que tienen miedo a la muerte, los que temen entrar en turbulencias, etc. Las aerolíneas organizan cursos gratuítos donde el viajero puede conseguir relajarse con vídeos tranquilizadores pues se calcula que uno de cada tres pasajeros muestra aerofobia que es el miedo a la hora de subir a un avión. 

fotografia

fotografia

Algunas personas lo demuestran y otras no, los más complicados pueden llegar a ponerse verdaderamente enfermos de angustia con vómitos y ataques de pánico y en el último momento se pueden negar a volar. Cuando se acerca el verano y se hacen planes para las vacaciones es cuando más aparece el miedo a volar y esto se agrava cuando está reciente algún accidente de avión. El hecho de que este tipo de accidentes casi nunca presenten supervivientes influye en las personas que sufren aerofobia. Algunas personas de repente se ven presas de pánico y pueden fastidiar los planes familiares teniendo que elegir un viaje en tren.

fotografia

fotografia

Los viajes en autocar o en tren no están exentos de accidentes pero a los que sufren aerofobia les permite tener los pies más cerca del suelo y esto para los sufridores de esta fobia parece que es un consuelo. Para prevenir que el miedo se apodere de estas personas se aconseja no tener pensamientos catastróficos, volar lejos de las ventanillas, escuchar música relajante, respiraciones profundas con frecuencia, etc. Es conveniente no viajar solos y hacerlo con una persona que no presente miedo a volar pues la conversación con ella relajará. Y hay que pensar siempre que el avión es el transporte más seguro pues según las estadísticas solo hay una posibilidad entre un millón de morir en un accidente de avión.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: