A comienzos del 2005 sufrí un accidente automovilístico, mi padre se vio en la obligación de gastar mucho dinero en cirugías, remedios, terapias físicas y psicológicas, esto afecto seriamente la economía de nuestra familia, mi hermano y yo suspendimos un año nuestras carreras como consecuencia de ello; tratábamos de buscar medios para reponernos de la crisis en la que nos encontrábamos buscando alternativas que fueran de gran apoyo para nosotros, pero solamente encontrábamos paños de agua tibia y soluciones de corto plazo para un problema a largo plazo, yo ya me encontraba en mejor estado de salud y gracias a Dios ya podía trabajar, pero no contaba con experiencia laboral y mucho menos con mi titulo profesional, así que las puertas estaban cerradas para mi, el camino se hacia cada vez más estrecho y el día ya estaba acabando, la noche se apoderaba de nuestras vidas, y la oscuridad cada vez era más densa, pero como reza el conocido refrán cuando más oscuro esta es que pronto va a amanecer.

Efectivamente pasaron seis meses después de mi total recuperación y había llegado a Colombia una de las redes de mercadeo más grande del mundo o por lo menos en ese mes de octubre nosotros decidimos hacer parte de ella, pues era un negocio que prometía mucho: viajes, vacaciones, dinero, trabajo desde casa, oportunidades de empleo y además el derecho a convertirse en un agente de viaje por referido, hasta ese entonces no sabia que significaba eso, pero esa ventaja o profesión era lo que la gente (expertos en el tema) consideraban más exquisito y remunerador dentro del banquete de beneficios. Con el pasar del tiempo y asistiendo frecuentemente y sin descanso alguno, pues la situación no lo permitía; a toda clase de reuniones y capacitaciones, supe que era ser un agente de viajes por referido y mejor aun yo ya era uno de ellos. Satisfactoriamente recibí mi ID que me identificaba como miembro de la red de mercadeo y un certificado donde constaba que esta era miembro de BBB (Better Business Bureau).

Mi trabajo empieza

Bien, yo ya estaba al tanto de lo que tenía que hacer, conocía algunos hoteles, playas, sitios turísticos y otros de interés, pues mi oficio era el de promocionar el turismo, yo recibía a cambio de ello descuentos en los hoteles, alquiler de autos, y mejoras de habitaciones, pero la mayoría de veces estos descuentos solo eran efectivos en temporadas bajas.

Mi propósito no era viajar ni conocer, yo sabia que eso llegaría después, mi intención era salir de la crisis en la cual había metido a mi familia, de alguna manera a pesar de que fue un accidente; me sentía culpable por ello y la manera de lograr esto era haciendo que cada vez más personas formaran parte de mi organización, mi tarea era convencer a la gente de las ventajas de ser miembro de una red de mercadeo, venderles la idea de lo mucho que ganaban siendo dueños de su propio negocio: el turismo. Sin embargo no todo el mundo tiene 1.000 dólares en sus cuentas bancarias que era el costo de afiliación, además las personas con las que yo me rodeaba eran estudiantes que aun dependían de sus padres y sus padres eran escépticos al tema, pues bien la única recompensa que yo recibí a cambio fue $ 479.000 COP, como producto de una excursión a Sta. Martha. Frustrado e incompetente, así me sentía al ver que mi organización no tenía a nadie, pues por cada persona que yo vinculara recibía $100 dólares respetando ciertas restricciones, normas y leyes de vinculación.

Esta fue mi primera experiencia en el mundo de los negocios y las inversiones, pero no pare allí, y ahí en adelante he buscado más y más oportunidades de inversión, porque creo en esto, creo en las inversiones a corto, mediano y largo plazo y de hecho he tenido aciertos en unas y desaciertos en otras, pero la perseverancia logra lo que la dicha no alcanza.

Esta red de mercadeo me abrió las puertas al mundo de los negocios y las inversiones, me mostro el camino, me acompaño por el, me advirtió de los inconvenientes, y me aconsejo que si yo quería vivir como anhelaba vivir, solo debía ser dueño de mi propio negocio; así y solo así yo gozaría de total libertad económica y financiera.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: