Hace exactamente un mes que comencé en este mundillo de los blogs, hablando del bienestar y la autoestima (buenos temas para investigar y mantener la motivación, por cierto). El inicio ha estado lleno de todo tipo de dudas. Algunas he podido ir resolviéndolas, pero la mayoría permanecen. Quizás para muchas de ellas encuentre respuesta en semanas sucesivas.

Lo más valioso que he aprendido en estos días es que las dos virtudes principales que debe poseer todo blogger que se precie son: paciencia y constancia.

Por supuesto, hay que contar con un mínimo de conocimientos previos a la hora de embarcarse en esta tarea; conocimientos sobre el tema del que vamos a hablar y los que están relacionados con el mundillo de los blogs. Ambos son necesarios, si queremos mantenernos a flote en la blogosfera (qué inmensa palabra).

Me referiré a esos conocimientos (o llámense: procedimientos, tutoriales, consejos, trucos, etc.), a los que recurrimos cuando empezamos con nuestro blog.

Más allá de nuestra motivación para aprender y de la capacidad de asimilación de dichos conocimientos, está la paciencia. Sin ésta nos podemos sentir abrumados. Es casi imposible para una persona normal y corriente, entiéndase sin ninguna sobredotación intelectual, absorber y aplicar de primeras todos los conocimientos escritos para bloggers que se exponen en las numerosísimas páginas que los desarrollan. Hay que avanzar despacio y aprender poco a poco, cada cual a su ritmo, pero sin detenerse.

La segunda gran virtud, la constancia. De ésta aún no puedo hablar demasiado, porque un mes es poco tiempo para considerarse constante, aunque está en mi punto de mira. La confianza de que el propio trabajo generará sus frutos ayuda a mantener la constancia, al menos a mí. No sé si lo conseguiré y si tales frutos llegarán a medio o largo plazo, pero si no se parte de esta premisa... el día menos pensado podemos abandonar nuestro proyecto, tirando por la borda todo el esfuerzo que hemos realizado hasta la fecha. No, eso no...

Ánimo a todos los que se dedican a esta tarea de la redacción de contenidos web. Seamos estandartes de la paciencia y la constancia, ¿por qué no?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: