Siempre, desde pequeñito, he escuchado esa frase hecha: "media naranja".

Antes de que mis sueños de amor (inculcados por la educación) se vieran fustrados por la dura realidad del desamor, pensaba que algún día encontraría en una mujer mi media naranja.

Con el paso de los años y con varios desamores a mi espalda, llegué a estar convencido de que eso no existe, que es algo que nos han metido en la cabeza, pero que no es real. Pensaba que las únicas medias naranjas que encontraría en mi vida son aquellas que me ha proporcionado el árbol de la amistad, mis hermanos del alma, mis cinco amigos de siempre, con los cuales he pasado mis mejores y peores momentos, penas y alegrías, pero siempre con una unión muy especial, la que proporciona el amor sin condiciones.

Recientemente, he cambiado de opinión, cosa que no creí que fuera a pasarme jamás, pero ha pasado. Por fin he conocido a mi "media naranja", y esta vez tiene cuerpo de mujer...

Ahora que la he conocido, surge un gran dilema, sé que es ella....es mi media naranja,pero ella es un alma libre, como libres son las flores.

No quiero poseerla, pues dejaría de ser ella, se esfumaría la magia, pero a la vez quiero tenerla más tiempo cerca de mí, tocarla, sentirla, abrazarla, besarla....pero no puede ser. Ella tiene su camino y yo el mío y ahora se cruzan por momentos, pero vuelven a separse. Somos dos mitades de una misma cosa. Cuando nos unimos encajamos a la perfección, pero la naturaleza quiso que fueramos dos y no uno, y no hay nadie más sabio que ésta.

Me alegro mucho de haberla conocido y de saber que existe, ahora ya no me siento solo cuando camino a oscuras bajo las estrellas, ahora sé que dentro de mí corazón está ella. Ahora cobra sentido el desamor vivido, aprendiendo lo aprendido por no saber querer. Preparado por las batallas, ahora entiendo que si a alguien quieres, no le puedes poseer. Y por eso la quiero libre, y así siempre la querré. Para mí ella es mi esposa, sin papeles, sin condiciones, sin otra cosa que el amor que siento por ella, sin saber que siente ella...... Es mi media naranja igual.

Sólo espero que algun dia la providencia quiera que su camino se acerque al mío, y volver a sentir la felicidad que proporciona estar pleno de verdad. Eres tú Sabina, mi Diosa, la que completa mi mitad.

Gracias por existir.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: