Individualidad

Este método moderno para ser feliz, explora el concepto de individualidad y sus aplicaciones a la comprensión de los actos propios y del resto de individuos.

 

Permutaciones

Se calcula que, al mezclar aleatoriamente los 40 naipes de una baraja española, podemos conseguir un número de combinaciones cercano a 8 seguido de 47 ceros, nùmero que supera al total de átomos existentes en la Tierra. Si lográramos encontrar todas las variables físicas y emocionales que conforman a un ser humano, seguramente superaríamos por mucho los 40 naipes, y si a esto le agregamos que este tipo de variables tienen varios niveles de intensidad, entonces podríamos dimensionar la cantidad de humanos que pueden nacer sin que aparezcan 2 iguales. Finalmente, si al nacimiento de un número ya casi infinito de humanos totalmente distintos, lo multiplicamos por el medio en que crece, las personas que lo rodean, el lugar de nacimiento y cualquier situación que pueda modificar su crecimiento y comportamiento, entonces podemos tener una idea de lo únicos y diferentes que somos. Al conjunto de niveles de las distintas características fisonómicas, psicológicas y etéreas, que componen a cada individuo, la llamaremos firma.

multitud

Una vez establecida la improbabilidad de aparición de personas similares, resulta imperativo dejar claro que, no existe un precepto o serie de reglas que puedan ser puestos en práctica por un grupo de individuos para encontrar la felicidad. Desde este preciso momento, aléjate de cualquier otro individuo o grupo de individuos que intenten modificar tu comportamiento propio y nato, a cambio de felicidad en un futuro incierto, puesto que, cuando se ha hallado el camino correcto hacia la felicidad, la sensación de bienestar es inmediata.

Finalmente, es importante establecer que, la probabilidad de juntar a dos personas que se complementan perfectamente resulta extremadamente baja, de modo que si la felicidad de un individuo se basa en el hecho de encontrar a su "alma gemela", el éxito en conseguirlo resulta casi nulo. De hecho, cada individuo ha nacido con la composición única y suficiente, para establecer los estímulos y acciones que produzcan el bienestar, que constituyen una línea guía que señala el camino que conduce a la felicidad propia de cada ser.

 

La falacia del bien y el mal

Un casi infinito número de seres distintos debe relacionarse en un ambiente controlado por un puñado de reglas y leyes que existían desde antes de su llegada, esto inevitablemente ocasiona conflictos internos y en las relaciones con los otros individuos. Cada uno debe acostumbrarse a las mismas limitaciones generales, dependiendo del sitio donde sea arrojado por el azar, pero un comportamiento común no ha ocasionado que nazcan humanos con la misma firma. Cuando alguien actúa de una manera que nos perjudica, nos han enseñado a pensar que son malas acciones, pero si consideramos la individualidad de cada ser, podemos comprender que las acciones se convierten en buenas o malas dependiendo de la perspectiva del cada individuo.

bien y mal

Yendo a la práctica, piensa en los actos más atroces que pudo haber cometido una persona y pregúntate si la maldad obró en aquel individuo o si fue una característica con la que nació. Empieza por investigar comportamientos en el reino animal que pueden ser duramente penados en la ley humana, y sin embargo la opinión generalizada dicta que ningún animal es malo. Continúa progresivamente con tus experiencias personales, piensa en gente que consideras que te ha hecho daño y objetivamente busca maldad pura en sus actos, nada que se pueda expresar en términos de egoísmo, estupidez, deseo sexual, agresividad o avaricia. Todos poseemos este tipo de cualidades en cierto nivel, de hecho, una firma con estas cualidades en niveles bajos también puede ocasionar la ejecución de actos que no son generalmente aceptados.

Aunque resulte un poco difícil de digerir, el bien en su forma pura es inexistente. Existen individuos que ayudan a otros, muchos esperando recompensa futura (post mortem en ocasiones), reciprocidad, afecto o porque simplemente sienten satisfacción al hacerlo. Para el ejercicio de bondad, fíjate en tu propio ser, ya que todos nos consideramos buenos. El amor por tu familia y amigos se desarrolla de forma natural, es en realidad un sentimiento bello, pero está más relacionado con el instinto de supervivencia que con la bondad en sí. Analiza cada acción desinteresada que encuentres en tu vida, y el nivel de satisfacción que te provocó, puesto que de lo contrario, el acto se convierte en una obligación.

Una vez comprendido que la maldad y la bondad no obran de manera silenciosa en el comportamiento humano, es difícil hallarlos en cualquier otro lugar del universo. Aunque esto suene deprimente al principio, en realidad es una clave de la felicidad. Al comprender la verdadera motivación de cada personaje que conoces (incluyéndote), eres automáticamente libre de prejuicios, disputas y resentimientos. Siguiendo la secuencia lógica de conclusiones, quiero inferir que es inútil perdonar cualquier acción tuya o de otro individuo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: