mi escritorio

Los Metales pesados y la contaminación.

Las nuevas motivaciones para controlar y disminuir las concentraciones de metales pesados en corrientes gaseosas son diversas, ya que algunos de ellos son peligrosos para el medio ambiente y la salud de las personas, animales y plantas, como por ejemplo el mercurio, cadmio, plomo y cromo.

mi escritorio

El Metal pesado, 

Los organismos vivos requieren o necesitan, diferentes cantidades de metales pesados, o pequeñas cantidades de hierro, cobalto, cobre, manganeso, molibdeno, y zinc que son requeridas por los humanos.

Excesivas cantidades de Metal pesado, pueden dañar nuestro organismo, y otros metales pesados como mercurio, plutonio, y plomo son metales tóxicos que no tienen un efecto vital o beneficioso para el organismo, y su acumulación en el tiempo y en el cuerpo de los animales puede causar serias enfermedades.

mi escritorio

El término de Metal pesado se refiere a aquellos metales de la tabla periódica cuya densidad especifica es superior a 5 g/cm3 o que tienen un número atómico por encima de 20, excluyendo generalmente a los metales alcalinos y elementos alcalinotérreos.

mi escritorio

Los metales pesados considerados tóxicos más conocidos son el mercurio, el plomo, el cadmio y el arsénico, y en raras ocasiones, algún no metal como el selenio.

Destacar que a veces también se habla de contaminación dañina por metales pesados incluyendo otros elementos tóxicos más ligeros, como el berilio o el aluminio.

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: