Seguro que muchos de ustedes han oido hablar del faraón Tutankhamón o su nombre lo habrán escuchado alguna que otra vez. Junto a otros personajes como Cleopatra o Nefertiti, Tutankhamón es quizás el más conocido de toda la historia del antiguo Egipto y todo curioso y curiosa por esta civilización no duda en interesarse por él, incluido yo mismo, sobre todo cuando empezamos a introducirnos en este mundillo.

Pero ¿merece este faraón tanta fama? Su época es una de las más estudiadas y divulgadas, coincidió con personajes muy afamados como Akhenatón y Nefertiti y su tumba siempre despierta interés. Pero en lo personal ¿Qué tiene Tutankhamón para ser tan famoso? Empecemos entonces por su tumba. Descubierta a principios de la década de 1920, estaba repleta de obras de arte. Este aspecto le otorga a Tutankhamón un buen punto a favor y se han escrito bastantes libros acerca del descubrimiento de su tumba y de las maravillas que hay adentro. Pero ¿y el tema de la maldición? No puedo negar que aquello de la maldición de Tutankhamón impulsó la fama del faraón ‘’hasta el espacio’’. Pero sintiéndolo mucho, no hubo ninguna maldición, de haberla habido ¿por qué en el resto de las tumbas descubiertas no se produjeron maldiciones? ¿Era la de Tutankhamón especial? Aunque suene cruel decirlo, no fue más que un invento propagandístico que funcionó de maravilla, e incluso hoy día hay gente que sigue creyendo en esas cosas.

Ese aspecto se lo tengo que puntuar en contra, pues fue una fama inmerecida. Además, sobre su tumba se habla de que estuvo preparada para otra persona y al morir Tutankhamón se tuvo que adaptar rápidamente para albergar los restos del faraón. Es decir, que la tumba de Tutankhamón en principio no era para Tutankhamón. Pero esto tampoco es demasiado importante, en mi opinión.

La tumba sigue teniendo secretos escondidos. Hace pocos años se postuló la teoría de que la tumba de Nefertiti estaba escondida al lado de la de Tutankhamón. De ser verdad, los periodistas se frotarían las manos.

Sobre la tumba en conclusión si quitamos el factor de la maldición, este faraón merece su reconocimiento. Pero claro, ese factor de la maldición es bastante fuerte.

Sobre su vida tengo que decir que apenas sabemos nada de él. Sabemos quién es su padre pero a ciencia cierta, al 100%, no sabemos quién es su madre. Los análisis y muestras de ADN para descubrir su parentesco y las causas de su muerte temprana dejan un acalorado debate. El poco tiempo que disfrutó como faraón estuvo influenciado por dos grandes figuras de la corte. Ninguneado si lo queréis llamar de esa manera. Y de su vida aparte de esto, conocemos poquito.

En mi opinión, un faraón del cual en realidad se sabe poco, que fue usado como marioneta y encima murió joven y posiblemente asesinado, aparte de tener una vida corta y dura, en mi opinión no merece poseer la fama y el prestigio que se le ha dado, salvo por su tumba, quitando como he dicho el tema de la maldición.

Quiero dejar claro que el personaje no me desagrada y la época me gusta y por supuesto me gusta hablar con la gente sobre este faraón, pero pienso que hay muchísimos personajes más que merecen también tener una consideración y apenas aparecen por ejemplo en documentales o en los libros de forma individual. En fin esto es todo, un saludo y no perdáis nunca la curiosidad por el saber.

Tumba de Tutankhamón. KV 62.Valle de los Reyes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: