pensamiento

La mente, cuna de los pensamientos

La mente es la cuna de tus pensamientos, los pensamientos son el origen de todo, de los sentimientos, las acciones, las palabras… Para pensar, cambiar, mejorar, tu propiedad más preciada; tu salud, Incrementar y propiciar una aptitud saludable ante la vida, que necesariamente tiene que ver con lo económico y todo aquello que se relaciona con la felicidad de manera integral.

Para hacer todo esto que estamos proponiendo, el requisito indispensable es indefectiblemente limpiar los pensamientos, que son el recurso básico donde todo comienza, lo que trae consigo todo lo demás.

Sería de importancia capital, detenernos a pensar atentamente, que porcentaje del día dedicamos a tener pensamientos creativos, productivos, por tu buena salud, felicidad y éxito en tu vida. En este orden de ideas, es necesario analizar qué cantidad de ellos son innecesarios, negativos, carentes de sustento, preocupaciones, dudas, temores, miedos, etc. Los mencionados al final se entronizan en ti, sin que tomes cuenta de ello. Cuándo al fin los percibes, es posible que te encuentres invadido o tomado por un estado depresivo, perturbado o infeliz.

Una vez que percibes lo que estás pensando y hablando. Es el momento de comenzar a cambiar lo que sea necesario que cambies. Mira con atención, observa, tus pensamientos sin juicio, solo para tomar conciencia. Es posible que ya tengas la experiencia precisa, que te demuestre que tus pensamientos demuestran tu experiencia de vida. Es decir, que si deseas cambiar algo; cambiando tus pensamientos, cambias tu vida.

mentalidad

El comienzo

Para comenzar a cambiar, empieza por sustituir palabras de miedo por palabras de confianza, críticas por halagos, pensamientos de rabia por amor, juicio por perdón. Tal vez, la primera regla para tener éxito en este proceso de cambio es, aceptar como principio, que tus pensamientos son el instrumento más necesario y, tú debes optar por usarlo sabiamente.

Pensemos, en algún momento de nuestra vida en que hemos deseado algo intensamente, algo que nos apasionó y mantuvimos un deseo y pensamiento constante. ¡Lo conseguimos! Esta es, una demostración fehaciente del poder de nuestros pensamientos. Es de analizar también, ¿con que recurrencia es el miedo, la fuerza que nos motiva en las decisiones que debemos tomar? Paséate, por las causas que te causan miedo y dime. ¿Cuál ha sido el resultado?

Debemos prestar mucha atención a nuestras palabras. Que te dices a ti mismo y que les dices a los demás ¿Son tus palabras gentiles, positivas, compasivas, llenas de belleza? Las palabras están dotadas de un inmenso poder intrínseco, sanan, hieren, estimulan, molestan. Hablemos con palabras de apoyo, de verdad, que generen confianza, expresen amor, alegría, y generen belleza. Buen provecho.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: