Hojas de menta

Menta

La menta, que se conoce científicamente como Mentha, cuenta con más de dos docenas de especies y cientos de variedades. Es una hierba que se ha utilizado durante cientos de años por sus notables propiedades medicinales.

El mercado está lleno de productos como pasta de dientes, chicles, caramelos y los inhaladores que tienen menta como elemento base. La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la aplicación refrescante de la menta, pero tiene muchos más beneficios que ofrecer para  nuesta salud.

 

Los beneficios para la salud de la menta son las siguientes:

Digestión: La menta favorece la digestión. También calma el estómago en casos de indigestión o inflamación. Cuando te sientas enfermo del estómago, beber una taza de té de menta puede aliviarte. Además, si haces largos viajes en avión o en barco, el aceite de mentol derivado de menta puede ser muy relajante para las náuseas y el mareo relacionado.

El aroma de menta activa las glándulas salivales en la boca, así como las glándulas que secretan enzimas digestivas, facilitando de ese modo la digestión. Estos atributos son la razón por la menta se utiliza ampliamente en las artes culinarias. Gran parte del mundo occidental incluye la menta como parte de aperitivos, para ser comido antes del plato principal, así la comida será digerida cómodamente.

Las náuseas y dolor de cabeza: Una vez más, el aroma fuerte y refrescante de la menta es un remedio rápido y eficaz para las náuseas. Sólo el olor del aceite de menta o de hojas de menta fresca picadas o el uso de cualquier producto con sabor a menta podrán aliviar los problemas de estómago. De hecho, muchas personas tienen aceite de mentol o productos con sabor a menta con ellos en todo momento para evitar las náuseas.

La menta es una sustancia calmante natural, por lo que puede aliviar la inflamación y el aumento de temperatura que se asocia a menudo con dolores de cabeza y migrañas.

Trastornos respiratorios y tos: El fuerte aroma de menta es muy eficaz en la limpieza de la congestión de la nariz, la garganta, los bronquios y los pulmones, lo que da un alivio de los trastornos respiratorios que a menudo resultan de asma y el resfriado común. La menta refresca y suaviza la garganta, la nariz y otros canales respiratorios y alivia la irritación que causa la tos crónica. Esta es la razón principal por la que muchos bálsamos se basan en la menta. A diferencia de los inhaladores que se basan en los aerosoles, los que tienen la menta como componente fundamental tienden a ser más eficaces y respetuosos con el medio ambiente también.

Asma: El uso regular de la menta es muy beneficioso para los pacientes con asma, ya que es un buen relajante y alivia la congestión. Dicho esto, el uso excesivo de la menta de esta manera también puede irritar la nariz y la garganta.

Lactancia Materna: Para muchas mujeres, la lactancia materna es una hermosa parte de criar a un niño, pero puede dañar seriamente sus pechos y pezones. Los estudios han demostrado que el aceite de menta puede reducir las grietas del pezón y el dolor en el pezón que tan a menudo acompañan a la lactancia materna.

Depresión y Fatiga: La menta es un estimulante natural, y el olor por sí solo puede ser suficiente para cargar las baterías y conseguir que el cerebro funcione en un alto nivel de nuevo. Si se siente débil, ansiedad, depresión, o simplemente agotado, la menta y sus aceites esenciales derivados pueden ayudar. Puede ser ingerida, aplicada tópicamente en forma de ungüento, o se puede inhalar en forma de vapor. Una manera popular de conseguir buenos resultados de una manera fácil es poner unas gotas de aceite esencial de menta o aceite de mentol en la almohada por la noche y dejarlo trabajar en su cuerpo y mente mientras duermes.

Cuidado de la piel y espinillas: Mientras que el aceite de menta es un buen material antiséptico y anti-pruriginosas, el jugo de la menta es un excelente limpiador de la piel. Calma la piel, y ayuda a curar las infecciones y la picazón, así como también es una buena manera de reducir las espinillas, e incluso puede aliviar algunos de los síntomas del acné. Sus propiedades anti-pruriginosas pueden ser utilizados para el tratamiento de picaduras de insectos como las de los mosquitos, abejas, avispones, avispas y mosquitos. La sensación refrescante le relevará de la sensación irritante, y la naturaleza anti-inflamatoria de la menta hará bajar la hinchazón. En ese mismo sentido, aceite de menta es a menudo un componente básico de los productos repelentes de insectos como velas de citronela, porque el fuerte aroma es poco atractivo para la mayoría de los insectos.

 

Espero que sea de interés estos beneficios de la MENTA para la salud

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: