fotografia

Levantados en la prehistoria, se encuentran situados en la población de Callanish, en la costa oeste de la isla de Lewis y su antigüedad se cree que se remonta a más de 2.600 a. C. aunque puede que sean mucho más antiguos. La leyenda y tradición cuenta que habitaron esta isla unos gigantes que se negaron a convertirse al cristianísmo y fueron castigados por San Kieran a convertirse en piedras.  

fotografia

También existe otra leyenda que afirma que al salir el sol en el solsticio de verano, este recorre la avenida de piedras y la llegada lo anuncia el cuco con su canto. Para realizar este tipo de monumentos hubo que cortar la piedra y trasladar unas rocas que pesaban toneladas por lo que tenían que concentrar una gran cantidad de trabajadores ya que en aquellos años no había otras técnicas que el esfuerzo humano. La disposición general de los Menhires de Callanish recuerdan una cruz celta y la altura de cada monolito va desde uno a cinco metros de alto.

fotogarfia

Son muchas las especulaciones que se han hecho sobre la situación de estas piedras, una de ellas es que forma una especie de calendario sobre las fases lunares pero no hay base científica que lo confirme por lo que la leyenda que más perdura es la de los gigantes castigados. En diversas partes del mundo aparecen piedras colocadas de forma extraña, dólmenes y monolitos, algunos con formas humanas como las de la isla de Pascua y muchas son las conjeturas y teórias desarrolladas pero lo cierto es que todas son pobres y vagas y no han resuelto nada.   

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: