fotografia

La historia la han contado los periódicos miles de veces pero lo ha querido contar ella, la niña que con 13 años Roman Polanski emborrachó para hacer con ella lo que quisiera. Samantha Geimer ha publicado "The Girl. A life Lived inthe Shedow of  Roman Polanski" (La chica. Una vida a la sombra de Roman Polanski). En su libro Samantha relata lo que ocurrió hace más de 36 años cuando el cineasta le propuso hacer unas fotografías que supuestamente eran para la revista Vogue.

fotografia

Desde entonces su nombre ha estado ligado al de Roman Polanski ocupando muchas páginas de la prensa internacional ya que el director de películas tan importantes como "El pianista", "Repulsión" o "La semilla del diablo" huyó a Gran Bretaña primero y luego a Francia lo que hizo que el caso siguiera abierto para siempre.

En la actualidad, Samantha está casada y es madre de dos niñas y el pasado año se decidió a publicar sus memorias cansada de las muchas versiones para que se sepa la autentica y única verdad de lo que ocurrió en el jacuzzi de la casa de Jack  Nicholson en Los Ángeles.

FOTOGRAFIA

Relata como la presión mediática se cebó con ella y como los padres de los compañeros de secundaria les obligaban a que se alejaran y le retiraran la amistad. El hecho de que la esposa de Polanski Saron Tate fuese asesinada, situó al cineasta como víctima ya que en aquellos años la esplotaciós de menores no se consideraba tan terrible como ahora. Además ella siempre consideró que Polanski actuaba de una forma que queria decir, "dame lo que quiero sino otra lo hará". 

fotografia

Por otra parte, su madre (una aspirante a ser actriz) y su padrastro no opusieron obstáculo a que se llevaran lla niña para fotografiarla y solo se quejaron despuéss de que las fotos no eran de buena calidad y de que estaba en toples. Fue ella personalmente quien puso la demanda que ganó contra Polanski. La defensa le pidió en numerosas ocasiones que retirara los cargos por haberse producido los hechos dentro de una cultura muy permisiva por lo que vivió unos años de desconcierto y temor y todo se agravó aún más cuando Polanski se convirtió en el fugitivo más famoso del mundo para evitar una condena de 50 años de cárcel.

fotografia

Despues de un documental relatando los hechos realizado por Marina Zanovich en 2009, Polanski le escribió un correo electrónico: "Quiero que sepas que siento mucho haber afectado de esta forma tu vida". No era que admitiese su culpabilidad pero si se ponía más blando ante sus anteriores negaciones. Los abogados de ambos siguen en contacto para intentar que un día Polanski pueda regresar a Estados Unidos. "Creo que sería justo. Yo estoy bien", ha comentado Samantha, pero también añade que lo que quiere olvidar es a ciertas personas y cierta prensa que la llamaron mentirosa y prostituta.

Fuente:

Las memorias de Samantha Geimer.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: