El límite externo de una célula se denomina membrana plasmática, y también puede llamarse membrana celular o plasmalema. Se trata de una estructura sumamente fina y delicada, cuyo espesor mide entre 6 y 10 nm (1 nm = 0,001 m). No obstante, presenta una organización compleja, compuesta de fosfolípidos, proteínas, glucolípidos y colesterol. En cada una, sus moléculas adoptan una colocación con las cabezas orientadas hacia la superfi cie y las colas hacia el interior. Los iones disueltos y los compuestos hidrosolubles no pueden cruzar la porción lipídica de la membrana plasmática porque las colas lipídicas no se van a ligar a las moléculas de agua. Esta característica otorga a la membrana una gran efi cacia para aislar el citoplasma del medio líquido que lo rodea, propiedad que es importante porque el citoplasma tiene una composición muy distinta al líquido extracelular, y esa diferencia debe mantenerse. Hay dos grandes clases de proteínas de membrana. Las proteínas periféricas están ligadas a su superfi cie interna o externa. Las proteínas integrales se encuentran enterradas en la membrana. La mayoría recorren toda su anchura una vez como mínimo, y por tanto se denominan proteínas transmembrana. Algunas forman canales que permiten la entrada o la salida de la célula a las moléculas de agua, iones y pequeños compuestos hidrosolubles. La comunicación entre el interior y el exterior de la célula tiene lugar a través de estos canales en su mayor proporción. Una parte de ellos recibe el nombre de compuertas porque pueden abrirse o cerrarse para regular el paso de sustancias. Otras proteínas integrales pueden funcionar como catalizadores o puntos receptores, o intervenir en el reconocimiento intercelular. Las superfi cies interna y externa de la membrana plasmática difi eren en la composición que presentan de proteínas y lípidos. El ingrediente glucídico (gluco-) de los glucolípidos y las glucoproteínas que sobresale por fuera de la
cara externa de la membrana plasmática forma un revestimiento viscoso superfi cial llamado glucocáliz (cáliz, copa). Parte de sus moléculas actúan como receptores: cuando se une a una molécula específi ca presente en el líquido extracelular, un receptor de membrana puede desencadenar un cambio en la actividad celular. Por ejemplo, las enzimas citoplásmicas situadas en la cara interna de la membrana plasmática pueden ligarse a proteínas integrales y sus actividades verse infl uidas por fenómenos ocurridos en la superfi cie de la mem brana. Las funciones generales de la membrana plasmática comprenden las siguientes acciones:
Aislamiento físico:1. la bicapa lipídica de la membrana plasmática forma una barrera física que separa el interior de la célula y el líquido extracelular que lo rodea. Regulación del intercambio con el medio:2. la membrana plasmática controla la entrada de iones y nutrientes, la eliminación de desechos y la emisión de los productos de secreción. Sensibilidad:3. la membrana plasmática es la primera porción de la célula afectada por los cambios acaecidos en el líquido extracelular. También contiene una diversidad de receptores que le permiten reconocer y responder a moléculas específicas de su medio, además de comunicarse con otras células. Cualquier alteración que sufra puede repercutir sobre todas las actividades celulares. Soporte estructural:4. las conexiones especializadas establecidas entre las membranas plasmáticas o con las sustancias extracelulares otorgan a los tejidos una estructura estable.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: