El mundo del séptimo arte ha cambiado mucho con los años. Desde las películas de acción con la inclusión del nuevo CGI que permite a los directores utilizar un muy amplio rango de escenografía, a las clásicas películas románticas que no dejan de gustar con el paso de los años.

Durante los años 40, el cine era un cine mudo, con textos escritos en vez de palabras dichas y en BLANCO Y NEGRO.  Años más tarde se impondría la llegada del cine sonoro en 1927.

Aquellos pasos de la cinematografía y su transición de silencio a sonido definieron mucho los años venideros, y es en ese tiempo que se catapultaron al estrellato muchas películas, actores y cineastas que hoy aún son recordados por los amantes del cine

Te muestro una lista de las 5 mejores películas del cine clásico en blanco y negro que todo fanático debería ver.

-Nosferatu (1922): Un ayudante de notario viaja hasta Transilvania para concluir una venta con el sueño de obtener un castillo aislado en Wisbourg. Después de los infaustos presagios y las extrañas actitudes de los lugareños, Hutter (el protagonista) es por fin enviado al encuentro con el Conde Orlok, el cual resulta siendo un vampiro llamado Nosferatu. 

Director Robert Wiene. Es una película del cine silente con una musicalidad de fondo que te logra penetrar el cerebro, una historia de horror diferente que te hace sentir la imponente presencia y la incómoda percepción de Nosferatu sin necesidad de hacerte gritar, pero sí sudar de inseguridad. 

Horror inteligente en una de las primeras, y mejores, películas basadas en el libro Drácula, de Bram Stoker. Imperdible.

-Psicósis (1960): Dirigida por el clásico director Alfred Hitchcock e inspirada en la novela homónima de Robert Blunch. Marion es una chica oficinista residente de Phoenix que está cansada de su vida cotidiana.

Un día su jefe le confía 40 mil dólares para que los lleve al banco y Marion aprovecha la oportunidad de cambiar su vida escapándose con el dinero.

A mitad de camino decide hospedarse en el Bates Motel, cuyo dueño es Norman Bates, un chico que vive con el cadáver de su madre dentro de la habitación y cuyos problemas de infancia lo terminan convirtiendo en un psicópata y asesino que tiene una fijación con vestirse de mujer.

Una noche Norman irrumpe en la habitación de Marion y, vestido de mujer, la mata inflingiéndole múltiples heridas de arma blanca. Esta escena luego se convertiría en una de las más parodiadas en la industria del cine. Un clásico en blanco y ngero que todo el mundo debería ver.

-Tiempos Modernos (1936): Escrita, musicalizada y actuada por el mismísimo Charlie Chaplin. El también Director filmó dicha cinta luego del éxito indiscutido de Ciudad de las Luces (1931).

Esta película silente fue realizada por Chaplin como método de protesta ante la inevitable incursión del cine sonoro 9 años antes, un hecho que tenía preocupados y desorientados a los directores y actores expertos en el cine mudo.

La música, original para la película, sería un complemento ideal para las pantomimas de esta figura indiscutible del cine silente, como lo era Charlie Chaplin.

-Ciudadano Kane (1941): Dirigida y protagonizada por el en aquél entonces recién llegado Director Orson Welles. Charles Kane era un importante magnate estadounidense dueño de una emisora de radio, dos sindicatos, una cadena de periódicos y una inimaginable colección de obras de arte.

Kane en su lecho de muerte pronuncia la palabra "Rosebud" la cual despierta una enorme curiosidad en los ciudadanos tanto como en la prensa. La historia se centra en un grupo de periodista que emprenden así una investigación para descifrar el enigma que rodea la muerte del magnate.

Welles, con su naturalidad tanto detrás como frente a las pantallas, se convierte en la primera persona en la historia en ser nominado ese año tanto en la categoría de mejor actor como en la de mejor director.

Una cinta en blanco y negro que se apoya mucho de las sombras y los contrastes para su ejecución. Diferente, enigmática y emocionante.

-Casablanca (1942): Director Michael Curtiz. Por causa de lo ocurrido tras la Segunda Guerra Mundial, Casablanca se convierte en una ciudad invadida por migrantes de todas partes del mundo que huyen del nazismo.

Rick Blaine es un ex-patriota dueño de un café el cual es constantemente utilizado por los migrantes para recibir cartas ilíctas que provean información para ayudarlos escapar a América. 

Con la inesperada aparición de su ex pareja Ilsa y el actual esposo de ella, Rick tendrá que enfrentar diversas situaciones que lo pondrán en peligro.

La historia se irá volviendo más complicada y al mismo tiempo, veremos cómo va reapareciendo el amor y el romance entre Rick e Ilsa bajo las románticas luces de Casablanca. 

Una película con excelente crítica social y unos visuales en blanco y negro hermosos de la época. No la puedes dejar pasar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: