Uno de los principales inconvenientes para muchas personas que estan invirtiendo su tiempo y dinero en el aprendizaje de una nueva lengua, en este caso el Inglés, es sin duda la dificultad para mejorar ciertos aspectos como la fluidez, la correcta pronunciación, la adquisición de vocabulario, la comprensión auditiva y la escritura coherente y adecuada del mismo. Si usted desea mejorar progresivamente su nivel de Inglés en cada uno de estos aspectos o en alguno en particular, encontrará aqui algunas sugerencias e ideas que seguramente le harán cumplir su objetivo más agilmente y con mejores resultados, especialmente cuando nos encontramos en algún lugar o ciudad en donde el inglés no es el idioma oficial o primario entre la gente (por ejemplo, en alguna ciudad de latinoamérica.)

Las sugerencias dadas aquí son fruto de la experiencia personal y de otras recogidas de estudiantes y profesores con los cuales he tenido el gusto de trabajar y compartir laboralmente y las cuales me han enriquecido bastante para conocer e intentar dar algunas soluciones a dichos inconvenientes que son, a mi modo de ver, los más comunes entre las personas que se adentran en el aprendizaje del inglés en países no angloparlantes.

Cada tip o sugerencia, en lo posible, vendrá acompañado de ejemplos en Inglés para que el lector pueda apreciar de forma mucho más ilustrativa y práctica las estrategias apropiadas para resolver cada uno de los posibles inconvenientes que se le presenten a la hora de practicar y hablar un buen Inglés. Este artículo se estará actualizando frecuentemente, de modo que el lector encontrará una fuente de ideas muy variada y, espero muy a titulo personal, muy útil para el correcto desarrollo de su competencia comunicativa en inglés.

 

Precisamente, cuando una persona está en el proceso de aprendizaje de un nuevo idioma, lo primero a tener en cuenta es que una lengua tiene un objetivo fundamental que es la comunicación. Éste objetivo es la razón de ser de cualquier lengua hablada o escrita desde su nacimiento. Si no podemos comunicar, es decir, transmitir un mensaje de forma coherente y comprensible para que sea recibido e interpretado por un interlocutor, el principio mismo de la lengua no se está cumpliendo; se está fallando en la función primaria del lenguaje, que es como ya quedó dicho, el de comunicar, y es aquí donde es necesario empezar a trabajar.

Al querer comunicar algo, lo primero que se hace es preguntarnos qué es exactamente lo que queremos comunicar, qué es lo que queremos transmitir y qué es lo que queremos que nuestro interlocutor reciba, decodifique (analice), comprenda e interprete para así recibir una respuesta adecuada o esperada. De ahí que la entonación, el vocabulario utilizado, el contexto en el cual se ejecuta el acto de comunicar, sean de vital importancia para que el proceso sea exitoso.

Empecemos brevemente a nalizar el contexto en el cual se puede llegar a dar la comunicación; Ésto independientemente de qué idioma estemos utilizando, pues el contexto es algo inherente a la comunicación en si ya que la lengua es sólo el vehículo utilizado para transmitir lo que se pretende comunicar. Seguramente hay muchas situaciones en las que usted, hablante de un idioma, ha querido transmitir un mensaje, una opinion o simplemente una información o una pregunta en su lengua nativa o en una lengua extranjera para usted (como el inglés por ejemplo, si su lengua nativa es el español), y cuantas veces ha sido malinterpretado lo que usted ha querido expresar debido al contexto.

Pues, en efecto, cualquier factor que afecte el contexto de la comunicación, afectará por consiguiente el mensaje mismo y esto puede generar confusión, malos entendidos y, (quizá a muchos nos ha sucedido) incluso problemas que nos pueden llegar a poner en situaciones comprometedoras (de aqui se ha sugerido por numerosos estudiosos y expertos en el tema, el poder casi ilimitado del lenguaje, de la palabra oral o escrita, el poder de la prensa y de los medios en general que se valen del lenguaje para informar, denunciar y hasta manipular.)

Para no alargarnos demasiado en esto, hay que considerar el manejo del contexto comunicativo en favor nuestro, es decir, utilizarlo para darle aún una mayor fuerza comunicativa a nuestras palabras y no que sea el contexto enteramente lo que determine la interpretación que los demás haran de lo que queremos decir. El contexto como un aliado y no como un obstáculo en el acto de comunicar, ése es el objetivo, y de ahi se desprende la primera gran premisa: Saber expresar algo en el momento apropiado, es la única forma de manejar el contexto a nuestro favor. Si una persona, a manera de ejemplo, desea expresar su simpatía y su atracción por otra persona con el fin de, digamos, cortejarla e iniciar una relación sentimental, es necesario tener en cuenta varios aspectos para tener éxito. Primero, obviamente, vendrían ciertos detalles que le hagan saber a la otra persona que hay un interés especial en ella (aqui se está creando un contexto, es decir, una situación en la cual se va a desarrollar el futuro acto de la comunicación que sería el cortejo, las palabras para seducir a la otra persona y convencerlo de que hay atracción y gusto por ella e iniciar una relación sentimental.) Esos detalles, crearán una atmosfera entre estas dos personas, lo cual implica que se ha creado un contexto adecuado para decirle, comunicarle a esa persona el mensaje que queremos transmitirle: "me gustas", quisiera tener algo contigo", "aceptas?", etc.

Todos de una u otra forma, sabemos o almenos queremos crear esa atmosfera adecuada, de modo que lo que queremos comunicar sea entendido perfectamente por la otra persona. Podríamos decir que si se logra la conquista, es porque hubo un manejo adecuado del contexto comunicativo, se dijo lo que se queria expresar en el momento adecuado, no antes, no demasiado tarde, y la interpretación del mensaje fue correcta y bien recibida por el interlocutor.

continuaremos en breve con este articulo....Gracias.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: