fotogarfia

Situada en Ecuador, a 120 kilómetros de Quito, Mashpi es una reserva natural donde llueve 15 horas cada día, por lo que el verdor lo invade todo con una vegetación muy tupida y espesa. Los Yumbos fueron los primeros pobladores de los bosques de Quito y bautizaron este lugar con el nombre de Mashpi, que en su lengua quería decir "amigo del agua".

fotogarfia

En el camino hasta Mashpi se puede contemplar desde un mirador el volcán Pululahua donde vive la única comunidad de campesinos capaces de habitar en un volcán activo. Las 1.300 hectáreas que conforman esta reserva natural son el último reducto de la antigua masa forestal del Bosque Nuboso tropical del Choco, un diez por ciento de la masa forestal original pues este bosque llegó a cubrir la Costa del Pacífico, desde Panamá hasta el Norte del Perú.

fotogarfia

fotogarfia

La joya de la corona del Centro de Vida es un laboratorio para la investigación donde se conservan mariposas de 20 especies diferentes. Muy importante también es el Observatorio de Colibríes donde se puede ver de cerca gran cantidad de estas pequeñas aves le precioso colorido con su maravilloso e incesante aleteo. Así mismo gran variedad de aves viven y anidan por toda la reserva y otras muchas especies de serpientes, monos y otros mamíferos.

fotogarfia

Para visitar Mashpi, al ser una reserva natural no se permite llegar con vehículos propios y se debe hacer una reserva con Metropolitan Touring, que se encarga de trasladar a los visitantes desde Quito en vehículos especiales pues los caminos que llevan asta la reserva suelen estar embarrados.  Muchas partes se pueden visitar con tirolínas o con guías de la reserva por el peligro del terreno que rodea las partes cercanas al hotel que se encuentra en el centra de la reserva.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: