Solo la madre naturaleza puede crear algo tan exquisito como un diamante. Nosotros, los humanos, tenemos la fortuna de poder ver y disfrutar del brillo de estas gemas. Si está buscando pendientes, le agradará descubrir que puede elegir de una amplia variedad de objetos hermosos. En cuanto al precio de los diamantes, este se ve afectado por diversos factores.

Aunque su disponibilidad se verá mermada en los próximos años, hoy en día los diamantes pueden comprarse en el mercado con cierta facilidad. Para los compradores normales, el hecho de comprar pendientes de diamantes puede parecer un proceso sobrecogedor. Esto es por la falta de conocimiento de los certificados, del corte de los diamantes, de su graduación o de sus colores.

Pero el proceso de compra no necesariamente tiene que ser algo tedioso.

Muy al contrario de lo que le quieren hacer creer los joyeros o las empresas de diamantes, comprar un diamante no es una ciencia espacial. Un poco de conocimiento de la industria del diamante puede asegurarle menos equivocaciones y más aciertos en la búsqueda de su ansiada pieza de diamantes. Aquí le ofrecemos una lista de verificación que le ayudará antes de salir a comprar esos preciosos pendientes:

Comprobación de la claridad

Sencillamente, la claridad se refiere a las imperfecciones naturales que se producen en todos los diamantes excepto en aquellos excepcionales. Los gemólogos las llaman imperfecciones o inclusiones. Para obtener una pieza de diamante fina, elija una sin imperfecciones visibles a simple vista por la corona. Algunas categorías de diamantes según la claridad incluyen:

FL y IF-Sin inclusiones o sin inclusiones internasVVs1 y VVs2-Con inclusiones muy, muy pequeñasVS1 y VS2-Con muy ligeras inclusionesSI1 y SI2-Con ligeras inclusionesI1-Con inclusionesI2 y I3-Inclusiones visibles

Comprobación de la talla

El corte del diamante tiene una influencia general en la belleza, el atractivo, así como en el precio del diamante. Determina la capacidad de brillar de la gema. Cuando un diamante está cortado en las proporciones correctas, la luz se refleja en la parte más alta del diamante. Si se trata de un corte llano, la luz se escapa por debajo y si es demasiado profundo, lo hará por los lados. Siempre deberíamos tratar de comprar un diamante que sea seleccionado y tallado según los estándares más exactos. Los diamantes con un corte excelente muestran una combinación destacada de estilo y belleza. Las tallas más populares disponibles en el mercado son la talla princesa, la talla cojín, la talla redonda, la talla esmeralda, la talla radiante, la talla marquesa, la talla corazón, la talla pera y la talla oval.

El quilate es la unidad de medida del peso del diamante. Su peso en quilates se evalúa mirando el diamante desde arriba ya que esta es la forma en que el diamante se engarza en un anillo. Para entender el tamaño del diamante refiriéndonos a él en quilates, se debe tener en cuenta el peso del diamante en relación con el grado del corte del mismo y el largo en milímetros de la parte superior del diamante. El precio de los diamantes se dispara cuando se alcanzan quilates o medios quilates. Al comprar, recuerde siempre que un diamante grande queda mejor en un dedo pequeño.

Aparte de estos factores, hay otros aspectos de un diamante que deben tenerse en cuenta antes de comprar. Estos incluyen la forma del diamante, su color, su certificación y su origen. Dado que comprar un diamante es una inversión importante para la mayoría de los individuos, debe hacerse con prudencia. Y dado que no solo es un acto financiero, sino también un compromiso de amor, comprar esta piedra preciosa debe ser siempre un proceso seguido con atención.

Pendientes con diamantes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: