escritor

Una sigue echando de menos a un escritor que estaba acostumbrada a leer durante años en los medios de comunicación escritos. Durante los últimos años fui de esas lectoras que empezaban a leer "el mundo" por la columna de Francisco Umbral. Era una manera distinta de empezar el día. Umbral siempre tocaba algún tema en su artículo que despertaba tu interés, más por lo que decía por como lo decía remarcando con negritas los nombres en los distintos párrafos del artículo.

Umbral es uno de los grandes escritores en lengua española del siglo XX, un escritor que consiguió crear un estilo propio al que fue fiel durante décadas de prolífica labor literaria, tanto en artículos como en libros. Títulos como el inolvidable libro "Mortal y rosa" (escrito tras la muerte de su hijo de corta edad, que es el libro que más recomiendo tanto por lo que cuenta como por lo que cuenta), "El hijo de Greta Garbo", "Leyenda de César Visionario", "La noche que llegué al Café Gijón" o el más reciente "Un ser de lejanías" (un libro que leí de un tirón) junto con el póstumo "Carta a mi mujer" que me regalaron y también leí en dos noches, son libros que muestran una prosa poética, la del señor Umbral, imposible de imitar por lo muchos imitadores que le han salido en el periodismo, buscando una fama que no alcanzarán nunca porque Umbral sólo ha habido uno y sólo habrá uno.

Sus artículos primero en "el país", donde estuvo bastantes años publicando, y durante los últimos 15 años en "el mundo" fueron recopilados en varios libros que aún hoy en día encuentras a disposición del público en muchas bibliotecas. Releyéndolos tras la muerte del escritor vuelves a darte cuenta de que nadie escribe como escribía Umbral. Todavía no ha nacido un articulista que le haga sombra al maestro, siempre inolvidable para los que hemos sido lectores fieles suyos.

Francisco Umbral había nacido en Madrid el año 1935 y vivió su infancia y primera juventud en la ciudad de Valladolid, pero es en Madrid donde logrará destacar y hacerse con la amistad de Camilo José Cela entre otros escritores de su tiempo. Madrid es la ciudad más importante en la obra de Umbral. Es en la capital de España donde ambienta muchos de sus libros y de sus artículos.

Umbral no sólo era un escritor sino que también era un personaje. Muchos lo recordaréis por su manera de vestirse y por su eterna bufanda al cuello. Su melena, primero morena, se fue volviendo blanca con la edad. Era un escritor que no pasaba desapercibido ni por lo que decía no por como lo decía o por como se vestía. Muchos aún recuerdan cuando en televisión le dijo a la presentadora Mercedes Milá que estaba en su programa para hablar de su libro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: