medusas

Medusas en las playas canarias

El mes pasado, en la segunda quincena de mayo de 2014, se ha producido nuevamente el fenómeno de las llegadas de medusas a las playas de la Comunidad Canaria. Por ello, algunos municipios se han visto obligados a izar la bandera de medusas en varias playas para informar a los bañistas de la existencia de las medusas conocidas también como aguas vivas. Una alerta que ha afectado a varios bañistas, tanto turistas como residentes.

Sin embargo, no es la primera vez que sucede este tipo de migración de seres marinos en las costas canarias. Un hecho similar se produjo en el mes de abril de 2012 y, anteriormente, en el año 1994, cuando se llegó a hablar de una verdadera plaga, puesto que se han recogido varias toneladas de medusas en las playas canarias.

Según los expertos, este fenómeno se debe a dos razones:

1) El calentamiento global como consecuencia del cambio climático que estamos viviendo desde hace unas décadas que promueve la migración de las medusas;

2) A la sobrepesca de peces medianos y grandes haciendo desaparecer los peces que previenen el acercamiento de las aguas vivas.

Así por ejemplo, se han recogido una enorme cantidad de aguas vivas en algunas de las playas canarias como es el caso de Gran Canaria y Tenerife por el aumento de la temperatura del agua subiendo ésta en varios grados y donde se ha hecho casi imposible bañarse en el mar durante varios días por la presencia de las medusas.

Se desaconseja bañarse en la presencia de las medusas, puesto que al llegar en contacto las aguas vivas con la piel de las personas donde se pegan literalmente, producen reacciones alérgicas similares a la urticaria y, en ocasiones, pueden complicarse. Aunque las picaduras de las medusas no son mortales, sí llegan a ser bastante desagradables por sus síntomas que son los siguientes:

1) Enrojecimiento de la piel en la zona de la picadura.

2) Inflamación alrededor de la picadura.

3) Ardor

4) Dolor

El tratamiento de la zona afectada es sencillo. Debe ser de inmediato. Si tenemos acceso a suero fisiológico, lo aplicaremos en la zona de la picadora. En caso contrario, se puede utilizar agua salada (nunca dulce). Aplicaremos algo frío en la zona durante unos quince minutos para bajar la inflamación. Además, se deberá aplicar un antihistamínico para reducir la reacción alérgica producida por el líquido tóxico que llevan las medusas dentro de su bolsa y un analgésico para calmar el dolor.

Las playas suelen ser dotadas de puestos de primeros auxilios donde el afectado puede recibir la ayuda e información necesaria. Aun así, muchas veces se puede evitar ser picado por una de las medusas. Los consejos de prevención son los siguientes:

  • Cuando se acuda a la playa para un baño, observar primero si hay presencia de medusas.
  • Fijarse en las banderas existentes en la playa, normalmente se suele izar una bandera informativa en caso de haber presencia de medusas para alertar a los bañistas.
  • Mantener cierta distancia con respecto a las medusas en caso de detectar su presencia. No acercarse demasiado ni tocarlas.

La precaución puede prevenir momentos desagradables. Mientras tanto, podemos seguir observando las medusas. Para ello, el Loro Parque en Puerto de la Cruz (Tenerife) acoge desde este año la novedad de un acuario temático denominado AQUAS VIVAS para acercarnos este peligroso pero hermoso ser vivo como lo son las MEDUSAS.

medusas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: