Parece ser que un grupo de científicos encontraron un mamut congelado que contiene células de la médula que se conservan en buen estado y que piensan que pueden ser usadas para clonar al animal. El equipo el Museo del Mamut de Siberia y el de la Universidad Kinki de Japón que han formado equipo, manifiestan que intentarán extraer el núcleo de la médula ósea del animal y lo inyectarán en un óbulo de un elefante africano. Los comentarios contra este experimento no se han hecho esperar y varias voces insisten en en sus dudas de que esto se pueda llevar a cabo.

 

fotografia

De realizarse la clonación con éxito, el resultado sería un híbrido de elefante y mamut, por lo que se daría una nueva especie que nada tendría que ver con el desaparecido animal. La pasión por la curiosidad científica de los que se proponen el experimento no les deja pensar en la inutilidad de dicha empresa que lo más probable es que culmine con un fracaso total con el consiguiente gasto inútil, muy necesario para curar enfermedades que amenazan a la humanidad.

 

fotografia

Por otra parte, aunque se haya encontrado el mamut congelado, las células pueden no ser viables, pues antes de la congelación al morir el animal, las células entran en desconposición y lo mas seguro es que no se produzca el resultado esperado. Por otra parte la utilidad de clonar un animal extinguido, solo se entiende si es para aportar algo en beneficio de la humanidad, pero si es solo para conseguir un hito, curiosidad o popularidad, sin otro objetivo, puede considerarse un esfuerzo y gasto inútil.

 

fotografia

La comunidad científica debería preguntarse algunas veces si sabe a donde va. Recuperando lo que de una manera u otra la naturaleza ha eliminado ¿no es querer retroceder en el tiempo?. De recuperarse especies extinguidas, clones híbridos, nuevas especies, solo tendrían seguramente una finalidad, ser expuestas en un zoológico sin ninguna otra utilidad.

 

fotografia

La presencia de mamuts se remonta a tres o cuatro millones de años en el continente africano, luego emigraron hacia Europa y Asia y al final llegaron al continente americano hace 500 millones de años atravesando se supone el estrecho  de Bering. Se especula que un cambio de temperatura fue lo que propició su extinción, pero seguramente los cazadores de la época para poder sobrevivir jugaron un papel importante en su extinción. Muchas voces se alzan en contra de este experimento por considerarlo inútil, pero la pasión por lo desconocido siempre lleva al hombre hacia metas insospechadas y misteriosas.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: