Meditación Perceptiva

“Meditación Perceptiva” es un término que proviene de la palabra Vipassana del idioma Pali y se refiere a la habilidad de ver clara y profundamente todos los aspectos que se desarrollan en nuestra vida.

 

La práctica de la percepción revela aquello que ha creado nuestro presente, condiciona y nos permite vivir al máximo el aquí y ahora. Esto, es muy valioso al momento de tomar decisiones conscientes para mejorar nuestras vidas; es por esto que el Buda decía que vivir veinticuatro horas de atención plena, es mejor que vivir cien años sin ella.

 

Pasos básicos de la “Meditación Perceptiva”

Postura Correcta

Comenzar con la Respiración y el Cuerpo.

Siéntate y nota como tu cuerpo respira sin hacer ningún tipo de esfuerzo extra, no es necesario forzar la respiración ni controlarla de ninguna manera. Usualmente, no le damos a la respiración el valor que tiene y la meditación perceptiva nos hace visible aspectos de nuestras vidas que previamente estaban fuera de nuestra reflexión.

 

Permite la Atención Plena en todas tus Actividades.

Deja que tu atención plena se expanda hacia prácticas meditativas mientras caminas, haces movimientos o incluso cuando comes. Experimenta las sensaciones cuando comes una ensalada o un pedazo de pan, que usualmente consumías mientras pensabas en otras cosas o hacías otras actividades. Si caminas hasta el baño mientras te encuentras en el trabajo, has esto con atención plena, sin juzgar, comparar o limitar tus sensaciones. Trata de incluir la atención plena en todas tus actividades.

Incorporar la Atención Plena

Darle Apoyo a Todo lo que sea Bueno en tu Vida

No importa si eres o no religioso, presta atención a como las personas se tratan mutuamente en términos de bondad, compasión, ética e integridad. Estos valores no son monopolio de ningún linaje o tradición religiosa. Estos valores son los que nos hacen humanos.

 

Invita a todo tu ser a la Atención Plena

Todos somos el resultado de varias vidas, nuestro pasado, familia, trabajo, cultura, género, orientaciones, habilidades físicas, educación y experiencia económica. Deja que la atención plena permeé todos los aspectos de tu vida.

Meditación Grupal

Cultiva la Continuidad y la Consistencia

Desarrolla el hábito diario de sentarte a meditar. Se realista y si es muy difícil al principio, trata el método Cinco-Cinco-Cinco. Medita cinco minutos al día, por cinco días, por cinco semanas. Eventualmente, sentirás los beneficios de la meditación y progresivamente incrementarás el tiempo que le dedicas a las prácticas meditativas. Con continuidad y consistencia, la práctica meditativa te llevará a una mejor concentración, claridad y calma.

 

Meditar en Comunidad

Trata de reunirte con otras personas que compartan tu interés, forma grupos de meditación que te ayuden a transitar el camino espiritual en reuniones semanales. Conversa con estas personas y comparen sus experiencias, estas prácticas comunitarias te pueden dar perspectivas distintas y únicas sobre lo que puede significar la atención plena.

 

Practica estos pasos básicos y el resto vendrá por sí solo. Cada enseñanza, lleva a todas enseñanzas que traerá gran claridad a nuestros corazones y claridad a nuestra mente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: