mecanografía

LA MECANOGRAFÍA ¿AÚN ES NECESARIA?

MECANOGRAFÍA: MECANOGRAFIAR O TECLEAR

LA MECANOGRAFÍA, escribir de forma mecánica, surgió con las primeras máquinas de escribir. Un teclado compuesto por botones de pulso, cada uno representando una letra o un símbolo. Su memorización ayuda a obtener una escritura segura sobre el teclado, así como una velocidad apropiada. Son varios los trabajos que exigen no sólo el conocimiento de mecanografía, sino alcanzar también una velocidad mínima y una escritura correcta, sin faltas de ortografía.

Aunque aparentemente hoy en día ya nadie pregunta por si sabemos MECANOGRAFÍAR, ya que es algo que se ve como habitual o normal en nuestra sociedad dada la amplia gama de productos tecnológicos (computadoras, móviles, táblets…), la mecanografía aún está muy presente en nuestro trabajo y nuestro día a día.

Hace años atrás existían las academias que ofertaban cursos de MECANOGRAFÍA para aprender a escribir con los diez dedos y obtener velocidad escribiendo en la máquina de escribir. Luego, el teclado del ordenador facilitaba la habilidad de escribir y parecía que se escribía aún más rápido. Hoy por hoy la mayoría de los usuarios parece que se conforma con escribir con dos o cuatro dedos. Ya son muy pocos los que, aunque sea nada más por curiosidad, se informan acerca de un curso de mecanografía.

¡Ya está muy anticuado! Pues no, LA MECANOGRAFÍA no es una asignatura de las secretarias de los años sesenta que copiaban las cartas con la máquina de escribir. Hoy en día es necesario saber escribir rápido y bien desenvolviéndose perfectamente encima del teclado. Y es posible escribir, mecanografiar, a la velocidad del pensamiento. ¿A quiénes les hace falta? A todas aquellas personas que utilizan un teclado u ordenador a diario en el trabajo. Puesto que, una cosa tan básica y aparentemente anticuada como la mecanografía está muy valorada en el mercado laboral.

La diferencia está en que ya no es necesario acudir a una academia ni matricularse en ningún curso para aprender la mecanografía. Hoy, nuestra ACADEMIA se llama Internet. Ya se puede aprender tranquilamente desde casa y a cualquier hora. Lo único que nos hace falta para ello es un ordenador y acceso a internet. Son varios los portales que ofrecen cursos de mecanografía gratuitos e incluyen ejercicios, textos y un test de velocidad. ¿Quién no tiene un ordenador e internet en casa? Pues, ya no hay excusas para no aprender una asignatura pendiente y tan sencilla como la mecanografía.

mecanografía

mecanografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: