Publicado en el Diario Información de Alicante 07/03/2010

¿Por qué  nuestro Gobierno se niega a aplicar una reducción del  25% en el número de altos cargos como medida para reducir el gasto público? ¿Es cierto que todos ellos realizan una labor indispensable para el funcionamiento correcto del país, convirtiéndose en elementos imprescindibles? ¿De verdad su presencia y su trabajo es tan necesario?...

Viendo los resultados producidos por los arduos esfuerzos de estos mal pagados y peor considerados personajes públicos, además del modesto salario que perciben en compensación por sus largas jornadas laborales, habría que concederles mil y una distinciones y privilegios, señoríos feudales en los que retirarse a descansar sus agotadas mentes, títulos nobiliarios que ennoblecieran su linaje, cátedras vitalicias y hereditarias en las mejores universidades, además de todos los premios Nobel y Príncipe de Asturias que pudiéramos inventarnos en su honor…

Señores del Gobierno, con toda la educación posible, y moderando mis palabras, me está ustedes faltando el respeto, insultando la poca o mucha inteligencia que yo pueda tener. Ustedes piden, suplican, exigen que nos ajustemos aún más. Hablan de la unión en la pelea por salir de la crisis como único camino viable. Nos asustan día sí y día también con cargas de profundidad, que no globos sonda. Responsabilizan igual al funcionario, que al joven, que al parado, que …

Y nosotros seguimos en nuestro sitio, estrangulándonos con los cordones de unas zapatillas que no dan más de sí, tragando quintales de embustes y toneladas de rabia contenida. Pongan ustedes, los privilegiados del mundo, algo de su parte. Redúzcanse las ingentes cantidades de dinero que cobran y que salen de nuestra sangre, prescindan de una parte de la pandilla, y den un mínimo ejemplo de dignidad. Si siguen tirando de la cuerda, esta se va a romper algún día…

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: