MATERIA Y TIEMPO

la poesía es como el alimento y el vestido que no se comercializa; y como tal, una vez escrita deja de pertenecerle al "dueño", quien deja de ser importante en ella; es simplemente de quien la necesita para calmar la sed de su espíritu...

Mírame, porque hoy y aquí, se que existo para ti; mírame, porque te necesito, y espero sea posible, que todavía tu a mí; mírame, si en este instante vibro, esperando que aún encuentres la esencia del sentir; mírame, porque no hay mucho tiempo, y el tiempo se consume pensando sólo en ti.

Acércate, ya que me has mirado y aún ahora como antes, me logras percibir; acércate, si te abriste y viste algo, algo que inmediatamente rápido viajo hacia ti; acércate, que el tiempo no perdona y mientras más me miras, mi cuerpo te reclama;acércate, que aún estando "lejos", y sin poder tocarte, la mente se derrama.

Siénteme, que la materia grita, te llama y se desborda; siénteme, la magia de este instante se funde con el alma; siénteme, por que si el alma existe y en este plano vibra, no hay tiempo ni distancia que puedan controlarla; siénteme, y ya que me has mirado, que tanto te acercaste, que el tiempo y la materia con la distancia acaben.

Autor: Jorge Enrique Garcés Cano

                                                                   

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: