Tigres

¿Mascotas?

 

Somos muchos los que amamos a esos seres llamados animales, en ocasiones tan curiosos como extraños, muchos a los que nos gustaría tener en nuestros brazos a un pequeño simio, un simpático marsupial o algún imponente lobo, pero preferimos verlo en los documentales o, si se tiene la ocasión, en su propio hábitat. Pero no todos los humanos gozan de conciencia y escrúpulos. Lamentablemente, conozco casos tan aberrantes como tener dos pumas en un pequeño bungalow de un pueblo, un mono araña de compañero de un anciano en pleno centro de una ciudad o elefantes y leones torturados para beneficio circense. 

Los centros de recuperación se copan de historias que rompen el alma de alguien como yo, de un amante de lo natural es estado puro y respetuoso con nuestros compañeros los animales.

Puercoespines que fueron un breve regalo de cumpleaños para algún niño consentido y acabaron abandonados en cunetas, mapaches encontrados al borde de la muerte tras ser apaleados por hacerse adultos y sacar a la luz su instinto, tigres que no pueden tenerse en pie porque sus patas están quemadas de pasar por los aros en llamas de los espectáculos, leones en completo estado de inanición y otros casos que tiran por tierra la vida de esos animales, una vida truncada por las mafias y el libre comercio de especies que les aleja de su hábitat para obligarles a una adaptación antinatural.

Desgraciadamente hay una respuesta al ¿por qué? y se llama dinero. Ese codiciado metal que lleva al Planeta a su destrucción y agonía es el que consigue mover a furtivos, tiendas de mascotas y personas que se lucran con la explotación animal.

Jamás comprenderé el amor que se le puede tener a un mono araña que mantienes enjaulado en una casa y tras hacerse adulto reciba el rechazo por ser salvaje, esos loros y tucanes que privas de su bella cualidad de volar nada más que para poder observar su belleza tras unos barrotes, el leopardo que de bebé era tan gracioso y al que alimentaste a biberón ahora ya es mayor y su instinto daña la integridad de tu família a la que se lo regalaste como si fuese un playmobil... ¿no fuiste capaz de pensar en las consecuencias?. 

Veo biocidio donde otros pueden ver pasión, porque las penas económicas no dañan a estos insensatos adinerados y porque, poco a poco, el mundo se va convirtiendo en un estercolero moral donde prima el tintineo de la moneda ante cualquier derecho animal. 

 

Puercoespín

Tucanes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: