1. Artigoo.com
  2. »
  3. Moda y Belleza
  4. »
  5. Cuidado de la piel
  6. »
  7. Mascarillas caseras con historia I

Mascarillas caseras con historia I

 

Cuenta la leyenda que Cleopatra se bañaba en leche de burra y así mantenía su piel blanca y suave. No se sabe si fue esto o el antimonio con el que alargaba los ojos lo que conquistó a Marco Antonio. Desde los famosos baños de la reina en los azules atardeceres egipcios hasta hoy, la cosmética ha cambiado mucho. Entre todas las ofertas actuales, las recetas de las bellezas de un tiempo, sus cremas, tratamientos y productos, mantienen intacto, al menos, todo su encanto.

 

Cleopatra, reina de EgiptoCleopatra, reina de Egipto

RECETAS PARA EL ROSTRO.

1. Contra las arrugas

Las damas elegantes del París del siglo XIX aplicaban filetes de carne cruda sobre el rostro como un medio para prevenir las arrugas.

En la misma época, era célebre por su belleza madame Vestris. Se decía que todas las noches usaba sobre el rostro una mascarilla para mantener su piel lisa y joven. La “pasta Vestris” se fabricaba de la siguiente manera:

cuatro claras de huevo hervidas en agua de rosas, quince gramos de alumbre, quince gramos de aceite de almendras dulces; batid todo hasta que tome la consistencia de una pasta.

Se extiende la pasta sobre una tela de seda o algodón y se aplica quince minutos sobre el rostro.

 

Madame de Vestris, actriz y cantanteMadame de Vestris, actriz y cantante

2. Contra las manchas de la piel

Para contrarrestar las manchas rojas de la piel y dar un tono uniforme a la tez, gozó de gran fama la "loción de Maintenon", del nombre de la que fue primero amante y después esposa de Luis XIV.

Se componía de:

treinta gramos de jabón de Venecia (o de Marsella), quince gramos de zumo de limón, siete gramos de aceite de almendras amargas, siete gramos de aceite de tártaro y tres gotas de aceite de Argan.Deshaced el jabón en el zumo del limón , añadid los dos aceites y colocad todo en un lugar soleado, hasta que adquiera una consistencia cremosa. Después, añadid el aceite de Argan. Extended esta mezcla por las partes enrojecidas por la noche, a la mañana siguiente, aclarad con agua pura.

Madame de Maintenon, amante y esposa del Rey de FranciaMadame de Maintenon, amante y esposa del Rey de Francia

 

Contra las manchas oscuras provocadas por el sol, las damas españolas usaban la "pomada de Sevilla", que aclara y uniforma la tez. Su preparación es muy simple:

se compone de partes iguales de zumo de limón y claras de huevo. Se bate todo en un vaso y se cuece a fuego lento, mezclándolo hasta que adquiere la consistencia de una pomada.Se aplica unos quince minutos y se aclara con agua.

 

Modelo de Julio Romero de TorresModelo de Julio Romero de Torres

3. Leches limpiadoras.

Para limpiar el rostro y darle un hermoso color, las mujeres de la Grecia antigua y, siguiendo su ejemplo, las de Roma, se frotaban con esponjas empapadas en agua fría y después se frotaban con toallas secas.

Mucho más elaborado era el sistema empleado por las damas de la Corte española en tiempos de Felipe V. Para limpiar la piel y mantenerla lisa y pura usaban el siguiente preparado:

haced una infusión de salvado y dejadla macerar cuatro horas en vinagre de vino blanco, añadid cinco yemas de huevo y un decigramo de ámbar gris. Cerrad herméticamente la mezcla durante quince días y usad.

Las hermosas de Pietroburgo usaban la siguiente loción para limpiar el rostro:

tomad la misma cantidad de semillas de melón, calabaza y pepino. Machadlas hasta hacerlas polvo,añadid nata fresca hasta que se forme una harina, después, añadid leche hasta que se convierta en una pasta clara. Añadid cinco centigramos de almizcle y algunas gotas de aceite de cedro. Aplicad en el rostro veinte o treinta minutos, después, aclarad con agua tibia.

 



 

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Aún no hay ningún comentario. Se el primero en comentar este goo

Deja tu comentario:

Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.