fotografia

La esposa del actual heredero del trono imperial del Japón, Naruhito, es la hija mayor del ex viceministro de Asuntos Esteriores y ha realizado diversos estudios en la Universidad de Harvard y en la de Oxford, siendo licenciada en economía . Masako y Naruhito tiene una sola hija que nació en 2001, Aiko. Masako no era la candidata perfecta en opinión de la Corte y le fue entregada al futuro emperador una lista con más de 100 posibles candidatas pues no les gustaba una plebeya que además era liberal, culta y moderna,  pero Naruhito estaba muy enamorado y no dió su brazo a torcer. También la juventud japonesa, abierta a las nuevas tendencias y avances de la vida moderna, se mostraron a favor de la joven graduada en Harvard y la recibieron como una esperanza de aire fresco para el país.

fotografia

fotografia

Pero ocurrió que una vez traspasados los muros de palacio y sujeta al rígido protocolo que la obligaba a cambiar por completo su comportamiento la princesa cambió su natural espontaneidad y se convirtió en una persona triste, apática e invisible para el país. El equipo médico que la atendía en un comunicado que no estaba nada claro comunicó que "Masako es propensa  a la fatiga". Era evidente que la brillante jóven de la que se enamoró el heredero, no encontró su lugar en los salones imperiales y el protocolo que la apartaba de su profesión, de sus amigos y de las aficiones e inquietudes de la gente de su tiempo le ocasionó una profunda depresión que la tubo alejada de la vida pública.

fotografia

Para salir a la calle tenía que pedir permiso quince días antes, cambiarse de kimono ocho veces al día, prohibido ver películas en palacio ni recibir visitas. Todo este protocolo tan estricto, por mucho amor que le diera su esposo, la hizo sentirse como un ave prisionera y con las alas cortadas. Su primer embarazo buscando el heredero tardó seis años y terminó con un aborto lo que hizo empeorar la salud y la apatía de Masako.

fotografia

Tras someterse a un tratamiento de fertilidad, quedó nuevamente  embarazada dos años después y nació una niña, Aiko, que a no ser que cambie la ley, no podrá acceder al trono, aunque algunas noticias apuntan a que se está estudiando este tema en el Japón. Últimamente se anuncia la noticia de que Narhuito y Masako en la entronación de Guillermo y Máxima de Holanda lo que será el primer viaje de Masako en 11 años, lo que hace pensar que la triste princesa del Trono del Crisantemo, empieza a sonreír de nuevo.

fotografia

fotografia

fotografia

Una sonriente princesa Masako acudió a la investidura de los reyes de Holanda.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: