EL MASAJE CHINO se asemeja bastante al masaje occidental, aunque los masajes orientales tienen más en cuenta la energía vital de las personas.  

El masaje chino es usado como terapia, tanto para el mantenimiento del bienestar como para aplicarlo sobre uno mismo, en forma de automasaje, y así empezar el día con buen píe.

Por ejemplo para masajear las manos según el masaje chino es necesario: extender los dedos y girarlos en todas direcciones, levantarlos hacia lo alto e impulsarlos lo máximo hacia abajo. Se ha de apretar la punta de cada dedo durante dos segundos cada uno. Unir los dedos y empujarlos hacia atrás. Friccionar con fuerza. Todo el procedimiento ha de realizarse inspirando y espirando.

La técnica o procedimiento que se utiliza para el masaje chino es la DIGITOPRESIÓN, y se basa en masajear con el dedo las distintas partes del cuerpo humano. Algunos puntos del cuerpo responden mejor al tratamiento digital si el dolor no está muy avanzado. El hecho de aliviar algunas molestias con la digitopresión, es algo que ha sido comprobado y podría considerarse un remedio natural para los dolores que normalmente sentimos por una mala postura al dormir o por un sobreesfuerzo.

Normalmente nos podemos aplicar un automasaje de unos tres minutos. El punto TONIFICANTE produce un efecto estimulante con el aumento de la energía a lo largo del meridiano y su órgano correspondiente. Se efectúa oprimiendo con la yema del dedo pulgar en el sentido de las agujas del reloj. La DISPERSIÓN sirve para dispersar la energía y distribuir la fuerza. Se efectúa oprimiendo la yema del dedo sobre el punto a tratar, pero en este caso en sentido contrario a las agujas del reloj.

No es recomendable la digitopresión para mujeres embarazadas, personas con enfermedades cardiovasculares, personas con cicatrices recientes o con algún problema de adicción a las drogas o el alcohol.

El masaje chino

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: