Masabumi Hosoro

MASABUMI HOSONO DESHONRADO

¿Quién era Masabumi Hosono?

MASABUMI HOSONO, casado y padre de familia, era un funcionario público japonés nacido en 1870 y falleció en 1939 a los 69 años. Cayó en desgracia pública perdiendo su honor y credibilidad según la mentalidad sostenida en el país nipón donde rige la fe firme en el SAMURÁI.

¿Qué le hizo perder su honor?

Masabumi Hosono trabajaba en Japón, su país natal, para el Ministerio de Transporte. Por razones laborales, viajó a Rusia, donde se dedicaba a estudiar los sistemas estatales de ferrocarriles para conocer las técnicas aplicadas. De ahí, viajó a Inglaterra. Tras una breve estancia en Londres, se dirigió a la ciudad inglesa llamada Southampton, para embarcar en el TITANIC, con el cual iba a regresar a su país natal. Masabumi Hosono embarcó en segunda clase. En la fatídica noche del 14 al 15 de abril, solamente se le permitía a la primera clase subir para salvarse del horrible accidente, permaneciendo los viajeros de la segunda clase encerrado en las plantas de abajo. No obstante, el destino quiso que Masabumi Hosono consiguiera escapar y mezclarse con los viajeros de primera clase en cubierta. Pasmado, observó el caos que regía entre la multitud. Se llenaban los botes salvavidas y se deslizaban hacia el mar. Masabumi Hosono observaba cómo quedaban cada vez menos cuando, de repente, escuchó una voz que gritaba: “Dos plazas” y vio a una persona saltando al bote. En este momento, no se lo pensó y saltó también. Estaba de noche y el miedo y el nerviosismo se había apoderado de los viajeros, por lo cual nadie se había fijado en él. Lo único que deseaba Masabumi Hosono en este momento, era volver a ver a su mujer y sus hijas.

Masabumi Hosono era el único viajero japonés en el Titanic quien consiguió sobrevivir. De regreso en su país, esta noticia consiguió hacerse pública. Según la opinión pública de Japón, un país asiático que confía en el honor, la práctica en el samurái, el funcionario público ha deshonrado al país nipón por su fuga cobarde por salvarse. Pues sí, fue tachado de cobarde y perdió su empleo. Aunque unos seis años después le volvieron a dar su puesto de trabajo como empleado público, aunque su la honra de él y de su familia no fue reestablecida hasta los años noventa, cuando salió la película de Titanic y su familia hizo público los escritos de Masabumi Hosono donde explicaba el accidente fatal y cómo logró salvarse.

A la edad de 69 años, el funcionario público japonés murió deshonrado por una decisión que tomó en su vida y nunca vio su honra restablecida. Masabumi Hosono.

Masabumi Hosoro

Masabumi Hosoro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: