MARRAKECH es una de las ciudades más importantes de Marruecos, y junto a Rabat, Meknes y Fez, una de las cuatro ciudades imperiales.

 

Su ubicación entre el Sáhara, la majestuosa formación montañosa del Atlas y el Anti Atlas le hace estar en el centro de una encrucijada en la que comerciantes, mercaderes, poetas y viajeros tomaron como lugar de parada desde hace siglos en África.

RESEÑA HISTÓRICA DE MARRAKECH

 

En tiempos de la dinastía almohade, Marrakech era reconocida como la ciudad más importante del occidente musulmán, la capital del imperio del Magreb y Al-Andalus.

Se supone que en el inicio fue un campamento militar de Abu Bekr, jefe almorávide (alrededor del año 1070). Fue su sucesor, Yusef Ben Tachfin, quien convirtió ese primitivo campamento en la capital del imperio, construyendo edificios, ordenando la perforación de pozos de agua y fortificándola. Fue capital hasta 1269 en que la invasión merinida decidió trasladar la administración a Fez.

Los marroquíes se refieren a esta ciudad como Medina al-Ham’ra, que en árabe significa “La Ciudad Roja”, por el color de sus edificaciones y murallas. También se la denomina “Perla del Sur”.

TURISMO EN MARRAKECH:

 

Marrakech es una ciudad única y completamente diferente al resto, hacer turismo en Marrakech es una nueva y fascinante experiencia sensorial: el color, sabor y olor que se respira desde el momento que aterrizas no se te disipará hasta semanas después de volver.

Marrakech es una ciudad con hoteles y alojamientos modernos y adaptados al turismo actual. Entre los establecimientos alojativos hay que destacar los riads, cuidadas casas señoriales reconvertidas en estancias donde todas las facilidades actuales conviven con una decoración tradicional y refinada. Además, gracias a su aeropuerto internacional Marrakech Menara, y las buenasconexiones por carretera, la ciudad tiene una excelente comunicación con el resto de países y con su propio país.

 

LOS JARDINES DE MENARA


Los jardines de la Menara están situados al oeste de Marrakech, en las puertas de las montañas del Atlas. Se construyeron en el siglo XII (alrededor de 1130 ) por el califa almohade Abd Al - Mumin .El término de Menara deriva del pabellón con el techo verde en forma de pirámide. El pabellón y el lago artificial están rodeados por huertos y por más de 10.000 olivos.

jardines y pabellón

PALACIO EL BADI:


El Palacio El Badi de Marrakech fue edificado a finales del siglo XVI por el sultán sadita Ahmad al - Mansur para celebrar la victoria sobre el ejército portugués en 1578 en la batalla conocida con el nombre de la Batalla de los Tres Reyes.

La construcción de este enorme palacio en Marrakech duró de 1578 a 1603 y se utilizaron los materiales más ricos para decorar las 360 habitaciones del complejo principesco. Hoy, no queda más que una inmensa explanada cavada de jardines, plantada con naranjos y rodeada de altos muros.

El Badi

PLAZA DJEMMA EL FNA:


Sin lugar a dudas el emblema de esta ciudad, "La Place" (la plaza), como todo el mundo la conoce, es lo más conocido de Marrakech. Quizás por estar en el corazón de la Medina, es transitada diariamente por miles de personas y constituye el punto de reunión y ocio de los habitantes de esta ciudad y de visitantes de Marruecos y resto del Mundo. Su visita es obligada y no porque la plaza en sí sea interesante arquitectónicamente hablando, en este caso el interés en este espacio no lo ponen los edificios que la rodean, sino las gentes y costumbres que la pueblan.

la más conocida de la ciudad y el turismo

TUMBAS SAADIES:


Las tumbas saadíes de Marrakech datan de los tiempos del sultán Áhmad al-Mansur (1578-1603). Las tumbas fueron descubiertas en 1917 y restauradas por los servicios de Bellas Artes.

Flanqueando el lado sur de la Mezquita de la Kasbah, el lugar es posiblemente el monumento más visitado de Marrakech. Se trata de un antiguo jardín amurallado con un mausoleo en el que descansan los restos de seis miembros de la Dinastía Saadí.

La atención se centra en los tres pabellones construidos durante el reinado del sultán Ahmed Saadi El-Mansour.

un paseo obligado

LAS MURALLAS DE LA CIUDAD:


Las Murallas de Marrakech, que se conforman alrededor de la Medina, comenzaron a levantarse a principios del siglo XII por orden de Alí Ben Yusef, hijo del fundador de Marrakech. Se construyeron en adobe, de ahí su llamativo color rojizo, que cambia de tonalidad conforme incide la luz solar.

Se extienden a lo largo de unos diecinueve kilómetros y servían de defensa de la ciudad. Sus altos muros, de hasta ocho metros, rodean toda la Medina o ciudad vieja, a la que se accede por varías puertas de una belleza singular. Existe un recorrido parcialmente señalizado que, bordeando toda la muralla, nos permite apreciar los detalles de las puertas, también conocidas como Bab. 

en la medina de marrakech

Marrakech

EL PALMERAL:

Con más de 100.000 palmeras plantadas en un área de 13.000 hectáreas, el palmeral de Marrakech es hoy el centro de un gran plan urbanístico que incluye residencias, hoteles de lujo y campos de golf, pero de momento sigue siendo un lugar místico y fuente de riqueza para la ciudad ya que de él se obtienen madera y dátiles además de ser un ecosistema en si mismo que convive con diversas plantaciones de frutales.

paseo en camello

MEZQUITA KOUTOUBIA:

El minarete de la Koutoubia, símbolo de Marrakech, es visible desde muchos puntos de la ciudad. Y no es porque sea muy alto (70 metros) sino por la ordenanza de no permitir construir ningun edificio dentro de la Medina más alto que una palmera y por la topografía del terreno, al ser Marrakech predominantemente llana.

Su figura nos recuerda a la Giralda de Sevilla, construida en el mismo estílo arquitectónico e inspirada en la Koutoubia, y los alrededores resultan muy agradables para laa práctica del turismo.

 

Koutoubia en Marrakech

FUENTES CONSULTADAS:

 

  • turismomarruecos
  • disfrutamarrakech
  • turismomarrakech
  • 101viajes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: