Marie Magdalene Dietrich.

Lllamada Marlene Dietrich. Berlin, 27 de Diciembre,, 1.901-------- Paris, 6 de Mayo, 1.992.

Fue fue actriz y cantante alemana que adoptó la nacionalidad estadounidense.

Es considerada como uno de los mas grade mito del sétimo arte.

Marlene Dietrich: gracias a los arreglos musicales de Burt Bacharach, la Dietrich se dedicó un tiempo a cantar y hacer números de cabaret, pero dicen las malas lenguas que tenia poca voz, cosa que sustituía con estilo.

Gary Cooper y Marlene Dietrich en la película Marruecos

Actuando para las tropas en 1944.

Viajó a HollywoodH para rodar Marruecos (1930), por la cual recibió su única nominación al premio Oscar. Su contribución a la historia del cine más recordada es como estrella en varios filmes dirigidos por von Sternberg a comienzos de los años 1930, tales como Ca`richo Imperial y Expreso de Shangai, en los cuales interpreta a mu jeres fatales. En Devil is a woman (El Diablo era mujer), basada en un relato de Perre Louys, encarnó a una española «de rompe y rasga», con múltiples tópicos que motivaron las protestas del gobierno de la II Rpública española; la película fue prohibida en el país.

En 1937, a la vez que su carrera cinematográfica se detenía, Dietrich se nacionalizó norteamericana. En 1941, durante la Segunda Gerra Mundial, Dietrich fue una de las primeras estrellas en recaudar bonos de guerra estadounidenses, además de entretener a las tropas en el frente, y fue muy conocida por sus fuertes convicciones políticas. Fue una firme anti-naci que despreció las políticas antisemitas de su tiempo. Incluso grabó varios discos antinazis en alemán, incluyendo Lili Marlene, un ejemplo curioso de una canción transcendiendo los odios de la guerra. Además tocaba la sierra musical para entretener a las tropas y cantó para los aliados en Argelia, Argentina y en Alemania con los generales Jame M Gavin y George S. Patton. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho a pesar del evidente peligro, contestó su ya famosa frase: «aus Anstand» («por decencia»).

Lo que más le gustaba a Marlene Dietrich era hacer el amor con hombres y mujeres, cocinar para sus amantes y tocar la sierra musical. Aprendió a manejar el serrucho cantante gracias a Igo Sym, un músico bávaro que se empeñó en enseñarle a templar una larga tira de metal que se tocaba con un arco de cerdas engrasadas y emitía una música extraña y lastimera. En los asuntos del amor se inició con su profesor de violín y con la periodista Gerda Huber, quien además le hablaba de Goethe y de Karl Marx. A cocinar aprendió por su cuenta, pero lo hizo personalmente durante toda su vida como una verdadera ama de casa alemana.

Desde finales de los años cincuenta instaló su cuartel general en París e inició una serie de recitales como cantante por toda Europa. Dirigida por el músico Burt Bacharach, uno de sus últimos amantes, su voz , que siempre había fascinado a sus admiradores, cobró una carnalidad que conquistó a quienes escucharon sus versiones de Lili Marlen, Lola o Ich bin die fesche.


 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: