El Marketing (mercadotecnia en español) es una palabra que oímos casi todos los días y que lleva implícitos una necesidad, un deseo y, finalmente, una demanda.

Desde el punto de vista del consumidor estos 3 factores (necesidad, deseo y demanda) se llevan a cabo de una forma casi automática, mientras que para las empresas es algo mucho más complicado y que conlleva, en muchas ocasiones, una gran inversión y estudio detallado de cada una de estas variables.

Así pues, uno de los objetivos principales del marketing es identificar esas necesidades, hacer que estas se conviertan en deseos y, considerando aquellas personas que pueden convertirse en compradores, dirigir a estos hacia la compra.

La NECESIDAD es la sensación de carencia de algo. Como personas nuestras necesidades forman parte de nuestra naturaleza humana pueden ir desde lo más básico (comer, vestir…) hasta otras de carácter más complejo.

El DESEO es la forma en la que satisfacemos esa necesidad.

Una vez detectada la necesidad tenemos que “acallarla” y es así como llegamos a este punto donde decidimos el cómo hacerla frente. Por ejemplo, cuando tenemos hambre (necesidad) la forma de satisfacer ese apetito es comer y es entonces cuando nuestro deseo aparece materializado en una porción de pizza o una naranja. Una vez decidimos cual de las opciones satisface nuestra necesidad, nuestro deseo esta completo y es cuando pasamos al último de estos pilares básicos del marketing.

Un deseo pasa a ser demanda cuando la necesidad ya ha sido reconocida y canalizada hacia un deseo. Es entonces cuando el consumidor se decide por la compra (demanda).

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: