fotogarfia

Mensajes publicitarios nos acosan por los cuatro costados, no se puede ver una película tranquilamente en televisión sin que la corten para recomendarnos tal o cual producto que que la mayoría de veces no necesitamos para nada. Las casas comerciales y más las marcas más conocidas crean cada vez mensajes con nuevas estrategias para que se graben en nuestra mente y al igual que pedimos un "Danone" al pedir un yogur, pidamos tal o cual marca por inercia de tantas veces que la hemos escuchado.   

fotogarfia

El objetivo de las marcas es entrar de forma repetitiva en nuestro cerebro y reforzar los vínculos de confianza con la marca y acaba por llevarnos como autómatas a comprar lo que esta marca quiere que es por lo que ha tramado una titánica lucha para conseguirlo. Lo malo es que luego se queda en nuestra mente como un virus ocupa que nos da órdenes y nos anula y nos lleva a su terreno haciendo que compremos aquellas marcas que ha diseñado y que ha implantado en las neuronas de nuestro cerebro.

fotogarfia

fotogarfia

Lo cierto es que es muy difícil saber cuando y como somos víctimas de las tretas del marketing pues hay mensajes muy sutiles frente a otros más agresivos y ni de unos ni de otros nos escapamos. Nos zarandean y nos convencen de que tenemos que comprar algo que ni sabemos si nos gusta, que ni necesitamos y que además resulta caro. ¿Inventarán algún día una vacuna que nos prevenga de las ventas?.

La publicidad es un elemento que sostiene muchos negocios de la sociedad actual y esto pasa en todos los países del mundo porque el que no se anuncia, no vende, y esto es lo que hay que tener en cuenta y no dejarse arrastras porque ya es muy sabido que prevenir es curar.    

 

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: