MARIHUANA Y DEMAS DROGAS. PELIGRO O USO PTERAPEÚTICO

Marihuana y demás drogas, peligro o uso pterapeútico surge de mi anhelo por disipar de una vez, las dudas sobre lo indicado, desde una perspectiva totalmente científica. Se habla mucho de la Marihuana y sus riesgos, mientras que otros defienden que posee algún que otro efecto pterapeútico. Este artículo, explicará, basándose en conocimientos Químicos lo que verdaderamente sucede por su consumo y demás drogas. No olvidemos que, lejos de habladurías, los Químicos y Farmaceúticos, así como los Biólogos y Médicos, somos los que verdaderamente poseemos los conocimientos verdaderos a este respecto. Lo explicaré, desde la perspectiva de los primeros indicados, de forma sencilla.

La Marihuana procede de una planta que produce ciertos efectos en el estado emocional y comportamiento humano. Los síntomas son conocidos por los que la consumen o por los que han oído hablar de ellos, no necesito explicarlos. Pero un efecto que es verdadero absolutamente, es que va provocando la destrucción de las neuronas cerebrales a medida que se consume. Es un hecho comprobado científicamente. Aunque, mientras se es joven, las neuronas se regeneran, el ritmo de destrucción es mayor que el de regeneración, lo que trae como consecuencia cierto grado de peligro, hacia nuestra salud. Sobre todo, porque el cuerpo se acostumbra, deja de hacer efecto y empuja a tomar drogas mayores.Triste

Por otra parte, la Marihuana posee propiedades pterapeúticas: relajación y es un analgésico natural, principalmente. Pero sus riesgos son mayores que sus ventajas al hablar de salud. Cuando se habla de su uso pterapeútico, dónde se crea la polémica, a los defensores de esta idea, se les olvida decir que solo lo proporcionan a enfermos terminales. Puede paliar su dolor, pero el peligro neuronal es el mismo. La diferencia es que para cuando suceda, la persona ya ha fallecido. Aunque, puede suceder que el paciente se recupere, contra todo pronóstico médico. Se han producido casos de tumores que han remitido y personas que se han salvado.

Los consumidores de Marihuana poseen parte de sus neuronas destruidas, dependiendo del tiempo y de la frecuencia a la que se fuma. El cerebro puede ir más lento, no solo disminuye la inteligencia, reduce la capacidad del habla – todos recordamos el personaje principal de aquella serie cómica, interpretado por alguien que lleva mi mismo apellido, León­- pérdida de memoria y desorientación. Todo esto cuando ya ha sido o está siendo consumida. Hay dos cuestiones más que lo hacen peligroso. La primera, es que puede ser adictivo. La segunda, que crea cierta resistencia a él en el organismo, empujándolo a consumir drogas mayores, más peligrosas aún hacia nuestra salud.Sorprendido

PUEDE SER ADICTIVO

He dicho puede, porque hay veces que no lo es. La sociedad puede hacerse una pregunta, porqué hay personas que consumen una vez, lo que se llama “fumar un porro” y se enganchan de por vida y otras fuman ocasionalmente y no parecen engancharse. IndecisoMuy simple y complejo al tiempo, depende de una proteína específica cerebral. Sin explicar los detalles, que llevarían a una clase de Ciencias, se ha comprobado que todos los Seres Humanos nacemos con cierta proteína cerebral responsable de las adicciones. Esta proteína puede adoptar dos conformaciones, es decir, dos posiciones distintas en el cerebro, la llamada Alfa-α- y la llamada-β- y dependiendo de la que posean las personas al nacer, desarrollará adicciones. Cada persona posee siempre esa proteína en una de las dos posiciones, el inconveniente está en que es imposible saber cual de ellas se tiene. No hay forma de averiguarlo y la de la posición que crea las adicciones se encuentra en el 99.9% de la población. Así es, aquellas personas que han consumido y no han terminado “enganchándose” solo son el 0.1% de lo Seres Humanos. Estadísticamente, es más probable que nos haya tocado la mayoritaria, por eso se llama la mayoritaria, la de las adicciones. De probarla, es como comprar lotería, no sabes si te tocará. Pero de no tocar tu décimo de lotería, apenas pierdes, lo has intentado. Sin embargo, probar lo mismo “fumando un porro” es arriesgar tu salud. Habría que preguntarse si merece la pena apostar la vida por unas horas de placer. Mi opinión es que no. Puede no pasar nada, por ser de ese 0,1%, o pasarle lo que a casi todos, es un 99.9%. 

Lo que os voy a contar es verdadero, no es un relato ficticio. Mi vecino Vicente, de adolescente, era un chico estupendo, simpático, educado y de gran inteligencia. Empezó por diversión a fumar este tipo de droga y cuando su madre lo descubrió decía “es como fumar tabaco, no pasa nada, pero a los gobiernos no les interesa legalizarla”. Esta frase os sonará. Por cierto, en la cajetilla de tabaco pone fumar mata, pero de eso ya se hablará por otro artículo. El caso es que el alumno de sobresalientes empezó a suspender estudiando lo mismo, y se notaba “más lentito” sin saber el porqué. Solo sabía que necesitaba fumar. No podía parar.

LA RESISTENCIA AL ORGANISMO

Nuestro organismo posee algo que se llama resistencia. La Marihuana la activa, es decir, cada vez que se consume, el cuerpo se acostumbra y llega un momento en que no hace efecto. El consumidor se siente mal, por el síndrome de abstinencia, aunque siga fumando, ya no le sirve. Y acude a tomar drogas algo más fuertes, como la gran variedad de “pastillas” que se ofrecen por las discotecas. Y vuelve a pasar lo mismo. El cuerpo se acostumbra y cada vez le hace menos efecto, aumenta la dosis. Pasa igual, cambia a otra droga más fuerte y entra en una espiral de autodestrucción de la que es muy difícil salir. Fue lo que le pasó a mi vecino Vicente y al 99.9% de los consumidores. Pasó de la Marihuana a drogas más duras. Cuando lo notó y quiso dejarlo ya era demasiado tarde. Murió a los 34 años por ellas.Llora Hay drogadictos que logran rehabilitarse mediante centros de desintoxicación y los familiares, pareja y amigos que los apoyan, mi admiración a estas personas. Mi vecino no lo logró, a pesar del amor incondicional de su madre y su esposa y de la motivación de mejorar por su hija pequeña, de dos años, que se quedó huérfana de padre. Todo por fumar un día, solo una vez, pensaba. Asumió un riesgo y perdió. Mucho que perder y apenas nada que ganar al que se arriesga a fumar por primera vez. Y a los ya consumidores les recomiendo traten de parar antes de que sea demasiado tarde. Por mi parte, durante mi adolescencia y antes de cumplir los treinta, he salido por ahí cada fin de semana junto a mi grupo de amigos y amigas, he bailado, he reído, he ligado, he disfrutado sin tomar nada de eso. He salido de Romería, Feria y Cotillones hasta ver amanecer, por ser fiesta. Y no he necesitado tomar nada. Es más, no me gusta el alcohol y solo tomaba refrescos. He disfrutado, me he enamorado, he salido a solas junto a mi novio igual, porque piensa lo mismo al respecto. He disfrutado a tope y sigo disfrutando de la vida, que soy treintañera, aún soy joven. Y sin aditivos artificiales. Creo que eso demuestra tener mucha personalidad y a los que no sabían lo anterior y acaban de descubrirlo al leer este artículo, pueden demostrar así su gran personalidad. Siendo capaces de disfrutar por uno mismo, sin necesidad de drogarse.Sonrisa

El gran peligro de la Marihuana, no es ella en sí misma, es que hace consumir drogas mayores de no dejarla a tiempo, insisto. No importa lo fuerte que seas o tu autocontrol la frase “puedo dejarlo cuando quiera” solo puede cumplirla ese 0.1%

Como última reflexión, el consumo de drogas es un negocio desarrollado por gente sin escrúpulos y de gran inteligencia, que se enriquecen a costa de los consumidores.Enfadado Pero, decidme si alguna vez, habéis visto a los traficantes de drogas al por mayor, esos trajeados de los maletines, que los venden a traficantes menores, los que se encuentra en las discotecas, consumiendo. Los segundos sí, pero los primeros no. Si tan excelente es su producto extraña que no lo tomen, o tal vez sea porque saben lo peligroso que es y por eso no lo toman. Demostrad ser de mayor inteligencia que ellos y hundid su negocio, no consumiendo o dejando de consumir.

Muestro al final de este artículo la diferencia de actividad cerebral a causa de las drogas. Las manchas rojas indican nuestra gran actividad neuronal por varias zonas cerebrales.

Y esto es todo. Que la inteligencia y la salud os acompañe.Guiño

MARIHUANA Y DEMÁS DROGAS. PELIGRO O USO PTERAPÉUTICO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: