María Magdalena

MARIA MAGDALENA

María Magdalena probablemente será la persona más discutida de la época de Jesús, ya que no se saben muchos detalles sobre su procedencia. La Biblia hace referencia de ella en el Nuevo Testamento, hablan de ella específicamente los cuatro evangelios de los apóstoles. Probablemente habrá sido pecadora como todos los demás. Si repasamos la vida y los años de predicación de Jesús, él se unía no con los ricos ni los poderosos, ni con aquellos que decían seguir las leyes y normas de Dios. Más bien, buscaba a los pobres, enfermos y pecadores.

¿Qué sabemos de María Magdalena?

En el primer siglo, muchas mujeres se llamaban María. Magdalena probablemente será un apodo para denominar a María “de Magdala”, un pueblo pesquero, aunque no está confirmado del todo que María realmente procediera de este pueblo. Una segunda teoría reza que simplemente es un apodo para denominarla como soltera, puesto que las mujeres casadas del siglo primero adoptaban el nombre del esposo para hacer entender que estaban casadas aquellas que lo estuvieran.

Lo que sí se puede afirmar es que María Magdalena se convirtió en seguidora y discípula de Jesús. No se apartó de su lado, del lado de Jesús, en ningún momento. Aprendió de él, le realizó preguntas incluso cuando parecía que los demás discípulos dudaban o parecía que no entendían del todo el mensaje transmitido del Mesías. María Magdalena aparece en ocasiones en compañía de María la madre de Jesús e incluso no lo abandona durante la pasión y la crucifixión. Era una de las que más lloró la pérdida de su MAESTRO. Incluso, después de muerto, asistió al cuerpo de Jesús cuando se le trasladaba a la tumba, donde se le limpiaba y envolvía en la sábana santa. María Magdalena fue hasta más allá, se quedó como guardián delante de la tumba. Es más, era la primera quien se encontró con Jesús una vez resucitado.

María Magdalena era una discípula celosa y excelente que no se apartaba de su maestro para aprender todo lo posible y en cada momento. En ocasiones, se hallaba con su maestro en privado, cuando ya los demás discípulos se habían ido, y aprovechaba para seguir haciéndole preguntas y seguir aprendiendo. Era una discípula ejemplar e insaciable.

En una sociedad machista que nos acompaña desde hace siglos y generaciones, no querían aceptarla como sacerdotisa o líder del cristianismo, desacreditada y repudiada, aunque probablemente habrá sido la persona más preparada por su aprendizaje y su entendimiento del conocimiento de Jesús, dada su estrecha cercanía durante la vida del Mesías. Tal vez sería por celos, tal vez por el deseo de mantener la soberanía como hombres, desacreditaron a María Magdalena acreditándole la profesión más antigua del mundo, aunque sin fundamentos que lo corroboraran, además sin tener en cuenta que, aunque lo hubiese sido en un pasado, todas las personas pueden cambiar y abandonar los malos hábitos. Ni siquiera tuvieron en cuenta el tiempo que ella estaba al lado de Jesús como discípula y seguidora de Cristo.

Se habla del EVANGELIO DE MARIA MAGDALENA que se ha mantenido y sigue manteniendo en secreto para no desvelar más detalles acerca de este interesante personaje digna de ser apóstol. Un texto hallado recientemente escrito en kopto sobre un papiro, kopto era el idioma egipcio en la época en la que nació el cristianismo, se extrae que Jesús aparentemente estuviera casado con María Magdalena.

María Magdalena, una persona mística, estaba muy cerca y unida a Jesucristo y aprovechó el tiempo para estar a toda hora a su lado y aprender del salvador. No le importaba lo que dijeran o pensaran los demás. Simplemente quería aprender la verdad de aquel que mejor se la podía enseñar. Era una alumna privilegiada en primera fila quien recibió la enseñanza de primera mano. Tratada de forma injusta, es digna de gran admiración, un ejemplo digno a seguir para convertirnos en discípul@s de Jesús, el GRAN MAESTRO.

María Magdalena

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: