mari diosa

MARI es el nombre que recibe la deidad vasca, precristiana, que es en si la deidad más importante del panteón vasco. Es la deidad más importante, y lider entre los demás genios vascos.

Mari es, amalurra (la tierra madre), la personificación de la tierra como fuente de vida y poder; es la personificación de la naturaleza en toda su extensión, y sus atributos son los de la naturaleza sobre los que extiende su poder e influencia.

Mari defiende la honradez y la justicia, y castiga severamente la mentira, el robo, el no cumplimiento de la palabra dada, la falta de respeto y la arrogancia. A su vez premia a quienes ayudan a sus semejantes. Ayuda a quienes creen en ella, pero castiga a los descreidos, y a los delincuentes les castiga privandoles de lo que ha causado su mala conducta.

Como señora de la naturaleza, Mari la personifica y le da su equilibrio. Cuando Mari cambia de residencia se anuncia tormenta. Suele aparecer como una hermosa mujer de largos cabellos dorados, y siempre con elegantes vestidos de color verde, aunque sus pies pueden ser de carnero (su animal favorito), o de oca.

Mari vive dentro de la tierra, en cuevas (Amboto) o en simas como en Txindoki, donde guarda sus tesoros, nunca se debe entrar en su casa sin su permiso y el castigo por intentar robar su oro, siempre será terrible y ejemplar.

El nombre de Mari, no viene de la cristiana Maria, sino de formas antiguas asimilables a Mairi, Maidi, o Maindi. Su esposo según diferentes lugares es Maju o Sugaar, genio del cielo y cuando ambos se juntan los relampagos iluminan el lugar.

Los hijos de Mari y Sugaar son Mikelats y Atarrabi. A pesar de la cristianizacion Mari es un personaje al que se recurre aún en muchos lugares, por ejemplo se le puede pedir que te ayude a tener hijos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: