fotografia

Comienza el verano y Marbella se pone sus mejores galas para recibir a los afortunados millonarios que llegan con sus yates a Puerto Banús dispuestos a demostrar que para ellos la crisis es un bulo y que no están dispuestos a renunciar aunque se desplacen de otra parte del mundo a jugar al golf, a fiestas deslumbrantes, coches de alta gama, etc. Las reservas a restaurantes con Estrellas Michelín, servicios de estética, masajes, viviendas de lujo, ropa de marca, todos los comercios se ponen en marcha repletos de mercancías para los afortunados elegidos por el destino que piensan que si algo es muy caro es que es muy bueno.

fotografia

fotografia

Los que tienen que atender a estos especiales clientes son expertos profesionales que forman equipos para complacer y estar alerta de los más mínimos deseos de estos selectos visitantes que con mucha frecuencia ya son conocidos asiduos de Marbella año tras año. Atrás quedan aquellos años cuando los príncipes de Arabia Saudí llegaba a su mezquita y dejaban suculentas propinas a los camareros de los restaurantes, movilizaban gran cantidad de personas para su servicio y reservaban plantas enteras de los hoteles para su séquito. El rey Salman se construyó un palacio en Tánger y aunque pasa brevemente por Marbella prefiere pasar sus vacaciones en Marruecos.

fotografia

fotografia

fotografia

Pero Marbella sigue siendo Marbella y son numerosos los famosos tanto españoles como extranjeros que no se pierden un verano en esta ciudad que es la estrella de la Costa del Sol y el puerto deportivo más internacional del país. Banús tiene dos playas, la Playa del Duque y la Playa Río Verde o Playa de Puerto Banús que tiene un kilómetro de largo y el mar siempre en calma ya que la protegen dos espigones y donde se lucen los bañadores de las mejores marcas. El ambiente de la noche marbellí de las discotecas es para vivirlo, por eso mejor me callo.

 

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: