Tu  maravilloso cuerpo

TU MARAVILLOSO CUERPO

Tu maravilloso cuerpo es el piloto de tu Ser, una extraordinaria herramienta que nos fue dada para  extendernos en este mundo, un medio y no un fin como imaginamos. Tu maravilloso cuerpo no tiene voluntad propia, sólo obedece el mandato  de tus pensamientos, ejecuta de acuerdo a lo que crees que eres y se transforma en lo que tú decidas que sea. Es el destinatario ansioso  de tus pasiones y lo acusas por ello,  sin darte cuenta de que él sólo acata tus órdenes. Eres tu quien te compenetras con él y le concedes una personalidad que no tiene.

Tu maravilloso cuerpo, como organismo tiene sus necesidades básicas: respirar, evacuar los intestinos, dormir, agilizar sus defensas inmunológicas,  necesidades en los cuales tú no participas conscientemente. Las otras necesidades han sido creadas por ti y por la humanidad.

Tu maravilloso cuerpo  es tu identificación ante el mundo, el divulgador de tu interés que se basa en la belleza, el dinero, el dominio, la popularidad y el triunfo. En pocas palabras has usado tu maravilloso cuerpo como una máquina de confrontación de tu necesidad de ser más o mejor que los demás.

Tu maravilloso cuerpo lo vistes, lo ciñes de lujos y de otras ostentaciones creyendo que todo eso te hará feliz y luego lo culpas porque nunca está feliz, porque se deteriora, y se enferma, porque no se ve de acuerdo a los parámetros que tú mismo has impuesto cuando consideras a los demás por su cuerpo y por los lujos con los que lo arreglan.

Tu maravilloso cuerpo, que fue creado para sentir completamente, moverse perfectamente y permitirte deleitarse con su fuerte emotividad, es tu punto de comunicación y expresión, es la herramienta para percibir la vida, no rechaces su gran capacidad de energía para suministrarte integridad y felicidad.

Tu maravilloso cuerpo no padece, no tiene disgusto, no necesita nada de lo que tú le exiges. Él es por naturaleza afortunado, tan sólo con el reconocimiento que haces de él y de su capacidad para conectarte con el universo y disfrutarlo.

Pero lo más triste de todo esto es que tu maravilloso cuerpo un día morirá y te toca dejarlo abandonado porque tienes que seguir tu camino, que todo giró en función de él y que tu mente no fue capaz de advertir ni de deleitarse con sus sensaciones completamente, como herramienta de tu vanagloria y por eso ha sido castigado a soportar, a disimular y a lamentar. Qué triste ¿verdad?

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: