Elaborar objetos con barro o arcilla ha sido uno de los oficios más antiguos que existen pues el hombre se vio obligado para su uso a confeccionar todo tipo de utensilios para contener líquidos y alimentos para su supervivencia. Si bien en un principio fue de forma muy rudimentaria con los años fue perfeccionando técnicas hasta fabricar piezas de gran belleza así como vajillas y jarrones con bonitos adornos y perfectos acabados.

fotografia

Cerámica granadina, con sus bonitos colores azules y dibujos que la distinguen de otras

Los objetos más antiguos que se conocen se remontan al Paleolítico Superior  y entre varios tipos de vasijas también hay representaciones de divinidades y culto a la fertilidad. Cuando la península cayo en manos de Roma, el oficio de alfarero experimentó un gran desarrollo pues la unión de las dos culturas y la entrada a Hispania de los artesanos romanos dio un gran empuje al sector artesanal que ya empezó a fabricar obras de barniz rojo y negro , vajillas finas y vasos de vivos colores.

fotografia

Macetas de cerámica malagueñas típicas que aún se pueden encontrar en algunas tiendas.

La alfarería, también llamada cerámica va unida a todos las historias de los pueblos y tras muchas evoluciones se fue convirtiendo en un arte donde han surgido sorprendentes artistas que han elaborado piezas de incalculable valor por su belleza.  La cerámica andaluza destaca por la gran variedad y diferentes colores que cada provincia utiliza para que se distingan las unas de las otras y se usan aún algunas técnicas heredadas de los árabes por lo que las cerámicas de Andalucía destacan por su personalidad siendo todas ellas de gran belleza y coloridos diferentes y personales.

fotografia

Cerámicas cordobesas con sus característicos dibujos y colores personales que la diferencian.

Se pueden ver en esta parte del sur de España, ciertos artesanos que elaboran piezas a mano que son únicas y de valor incalculable ya que el alfarero, acostumbrado a modelar y dar forma a una pieza desde la nada, no se sienta frente al barro pensando en las ganancias, solo en crear y trasformar un trozo de arcilla en una pieza hermosa que pueda engrandecer su arte, su pueblo o su ciudad.

Fuente: 

www.revistaceramica.com/alfareria.htm

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: