Lograr un maquillaje diario que se vea natural es muy sencillo, si eres principiante en el mundo del maquillaje estos consejos pueden serte de utilidad, o pueden ayudarte como inspiración, porque de eso se trata el maquillaje, ¡inspirarte y crear!

Comencemos con los productos básicos con los que puedes comenzar tu kit de maquillaje, recuerda que no deben ser los más costosos, pero eso sí, asegúrate de que sean de buena calidad.

Previamente debes hacer una rutina de cuidado facial para que los resultados sean mucho mejores.

1. Las cejas

Las cejas son una parte muy importante, ya que son el marco del rostro, y no debemos olvidarnos de ellas a la hora de maquillarnos. Si tienes las cejas bien pobladas y con la forma que te guste, bastará con fijarlas con un gel con color, para darles un poco más de vida y que no se te vayan a despelucar en todo el día. Si gustas, puedes darles un poco de fuerza extra a tus cejas rellenando los espacios que tengan con sombra del mismo natural de tu cabello y así definirlas mejor. 

Si tu caso por el contrario, tienes poca ceja, con muchos espacios o no tienen la forma que quieres, puedes utilizar un lápiz para cejas para rellenarlas simulando pelitos, procurando seguir la forma natural de tus cejas, alterarlas demasiado puede hacerte lucir un poco extraña. 

 2. Corrector

La clave es no pasarte poniendo mucho corrector, no queremos una apariencia acartonada y pastelosa. Debemos cubrir lo que realmente lo necesita, generalmente estas zonas son las ojeras, debes ser muy precisa a la hora de difuminarlo en dicha zona, y sellarlo bien, para que no se asiente y se acentúen los pliegues que tenemos allí.

Si tienes las ojeras muy oscuras, te recomiendo que previamente hagas una corrección de color con un tono salmón (o anaranjado si son muy muy oscuras), lo difumines bien, y procedas a poner el corrector normal. 

Con el corrector podemos cubrir también otras manchitas y cicatrices que tengamos en nuestro rostro.

3. Polvos translúcidos (sueltos o compactos)

Estos los utilizaremos para sellar el corrector en las zonas en donde lo aplicamos, sin pasarnos para que no quede un aspecto polvoso y acartonado.

También podemos utilizarlo para matificar las zonas de nuestro rostro que presentan brillo con el paso del día.

4. Máscara de pestañas

La máscara de pestañas le da fuerza a la mirada, nos hace lucir más despiertas y nos ayuda a no lucir apagadas y sin vida. 

Existen versiones a prueba de agua y otras que no lo son, te aconsejo comenzar con las que No tienen fórmula a prueba de agua, ya que al estar apenas iniciando se te puede olvidar desmaquillarte al final del día, ¡y no queremos que nos tumbe las pestañas! 

5. Rubor/blush

El rubor nos ayudará a devolverle la vitalidad a nuestro rostro, para hacerlo lucir saludable y luminoso, eso sí, ojo con pasarte ¡no querrás parecerte a Heidi!. El rubor aporta una dulzura y amabilidad al ponerlo en nuestras mejillas y un poquito en la nariz, evitando vernos pálidas y sin vida.

6. Lipstick, bálsamo labial o brillo de labios

Esta parte es mucho más libre, ya que puedes jugar con los colores y texturas que quieras, ya sean colores atrevidos o más reservados, mates o glosses, o simplemente mantener hidratados nuestros labios con un bálsamo labial con o sin color.

7. Iluminador ¡un plus! (opcional)

El iluminador aporta un Glow o brillo muy bonito, y hace que la piel luzca fenomenal, hidratada y muy saludable. Puedes aplicarlo en la parte alta de los pómulos, en la punta de la nariz, el arco de cupido y los lagrimales, para hacerte lucir más despierta y fresca.

Estos son los productos que personalmente considero que son los más básicos, fáciles de usar, y que no te toman nada de tiempo a la hora de arreglarte. Espero que este artículo haya sido de tu agrado y te haya servido a comenzar en todo este mundo del maquillaje Guiño


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: